Machismo I: el heredado

..
.





Extractos reales de Economía doméstica para bachillerato y magisterio – Sección Femenina 1958.

Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero.

Prepárate: retoca tu maquillaje. Coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.

Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa.



Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerle. Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y estrés, y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa.



Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres. Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo en la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrentarse al mundo interior con talante positivo.

Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la cama… si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche. En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantar un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte.




Ésta fue poco más o menos la información que recibieron nuestras madres y abuelas. Aún hemos salido demasiado bien para lo que se cocía... Si no supiéramos que habla de un género de persona, podría muy bien ser la clase que le da un adiestrador a un perro: sé obediente, él es el amo, intenta no aburrirle, accede humildemente, no molestes con los ruidos...

10 comentarios:

Stalker dijo...

Un aterrador pasado cercano nos acecha... aún hemos salido demasiado bien parados, sí, pero aún así... Queda mucho camino por hacer, en especial para el reconocimiento de la mujer en ámbitos artísticos (me centro más en esto que en los laborales).

Cuando una crítica encorseta a una escritora a compositora dentro de la "escritura femenina", es decir, intimista, delicada, frente a una supuesta reciedumbre o virilidad prosódica, dejo automáticamente de leer.

Y aún estamos bajo la larga sombra de la cruz y el palio, como estos días se aprecia en los rugidos episcopales...

Susana dijo...

Tienes razón, Stalker (como siempre): el corsé de "escritura femenina" es tremendo, aunque en este caso lo es también para los hombres, a los que parece que les sigue vetada determinada sensibilidad.

Hay un millón de cosas en las que se reconoce la huella nefasta de "la cruz y el palio", como tú dices, y hay otros signos de machismo (quizás impuesto desde las mismas mujeres) que nos pasan inadvertidas y a las que nos sometemos casi todas, hasta las que nos las damos de más liberadas, como es, desde mi punto de vista, la obsesión por la estética femenina. No sólo no hace pinta de disminuir, sino que más bien sigue en aumento, y las niñas se cuestionan vanalidades de ese tipo desde que, prácticamente, salen de la cuna. Pero de ese tipo de yugo hablaré otro día. Posiblemente mañana...

Gracias por tu brillante aportación! Un abrazo

imaginari dijo...

Antes de leer tu entrada, Susana, me he paseado por algun canal televisivo. En TV3 había una entrevista a Vicenç Ferrer, jesuita misionero en la India, he detenido mi paseo para escuchar sus comentarios. Qué decepción! la entrevistadora insistía en que opinara sobre la Iglesia y su dictador, el Papa, que se mojara, qué vá, Vicenç estaba perdiendo la oportunidad de erradicar la pobreza que él mismo está combatiendo. Su Dios le habrá iluminado para dar alimento y educación a una comunidad de necesitados en la India, pero no lo ha iluminado para acabar con el gran dictador de la religión católica, co-responsable de la pobreza mundial. Recibirá Ferrer dineros de católicos y teme perderlos?

He reanudado mi paseo, con giro brusco en dirección desconocida. Un debate sobre el último atentado de Eta me detine. Barbarie, indignación, un sin sentido ideológico, violencia y más violencia, aquí y en Irán, en Corea y en Perú, en el mundo entero, asco.

Y que tiene eso que ver con tu entrada?. Será porque una mujer le preguntaba con valentía a un hombre respondiendo con cobardía? Será porque una mujer se ha quedado viuda?, con hijos que educar a solas?, con el dolor como compañero? Me queda la duda si habrá un hombre o una mujer detrás de éste atentado y si es consecuencia de la educación de sus padres?

MARIEL MANRIQUE dijo...

Sí, Susana, bastante bien salimos. Me inclino ante todas las que pugnaron por salir y maldigo a todas las que cómodamente se quedaron conscientemente donde estaban, porque salir tiene sus riesgos. En Pájaro de China las luchadoras son las "Guerrilla Girls". Seguimos en sintonía. Hoy abrí una nueva ventana, "Ellas". Fijate la estética de postrecito casero y colores pastel de los afiches, la planitud del diseño y la promesa de una vida tranquila y sin sobresaltos que corona el texto que elegiste ... si te portás bien.

Besos herejes.

MARIEL MANRIQUE dijo...

Acabo de darme cuenta, Susana, que tu texto inaugura una serie, porque viene numerado. Me relamo pensando en los que vendrán. ¿Machismos consentidos, atizados, acechantes, residuales? Me pregunto también si la mujer no adopta un comportamiento "machista" cuando hace uso de las peores armas femeninas que el machismo venera (siguiendo la línea de tu texto y el adiestrador y el perro, mover el culo en lugar de la cola). ¿Machismo incorporado?

Besos que has llenado de preguntas.

Ramon dijo...

Por eso son tan divertidas las películas de K.Hepburn y S.Tracy donde conforman un matrimonio de abogados en que ella es, como mínimo, tan espabilada como él. Porque esas películas comenzaban a resquebrajar, en USA, aquí todavía no, of course, ese pétreo machismo que visto desde la orilla del hoy, parece coña. Martes y trece no se hubieran atrevido a tanto... Sigue ofreciendo perlas como estas, Su.

Susana dijo...

Imaginari, me gusta ver cuántas cosas te puede sacar a colación un texto de anteayer, cuando las mujeres estaban aún más sometidas... Usa este espacio para reflexionar cuanto quieras, porque siempre es un placer recibir unas observaciones sobre el mundo de alguien tan sensible como tú.

Sobre Vicenç Ferrer, aaay. No creo ni que se sintiera cómodo para despotricar libremente. Una persona que ha trabajado tanto y de forma tan altruista, que dejó la orden de los jesuitas, pienso que es evidente que no participa de esa iglesia palaciega y de intrigas y conveniencias. Quizás ni siquiera importa demasiado qué opinara sobre el tema. No era un político ni probablemente le interesara entrar en ese tipo de polémica, era un filántropo. Si me apuras, era hasta un verdadero socialista...

Sobre el atentado, es un tema pienso muy delicado. No creo que sea un problema de educación de los padres, sino de falta de comprensión entre ambos bandos. Hay que decir que, sinceramente, la alianza entre PSOE y PP en el País Vasco, con tal de que no saliera una formación nacionalista, no sólo me parece impresentable, me parece cercana al golpe de estado.

Pero en fin, no sólo nos quedan por cambiar muchas cosas respecto a las mujeres, sino sobre toda la sociedad. Para mí no tiene sentido hoy en día ninguna otra estructura que no sea la de un estado federal, llámese España o Europa.

Gracias por tu participación. Un abrazo

Susana dijo...

Mariel, he disfrutado mucho con la inauguración de tu "Ellas". Y cuántas "ellas" hay... fuertes, valientes, irreductibles.

La segunda parte es otra forma de machismo, que empieza por tener un mejor rabo de perro que menear, ay, no sé si me he liado... ;o) Ahora la voy a subir. Pero tienes tú razón: hay tantísimas formas de machismo y casi todas están permitidas y potenciadas por las propias mujeres. ¿Cómo conseguiremos sacarnos ese demonio de dentro? ¿Lo conseguiremos algún día? Me asusta oír las frustraciones de las niñas, las más pequeñas... Cuánto camino por recorrer hasta que nos aceptemos en nuestras diferencias, en nuestra naturalidad, y dejemos de perseguir la perfección que nos han marcado...

Pienso sumergirme en tus "Guerrilla girls" en cuanto ande con algo más de tiempo. Gracias por compartir tu sensibilidad sobre el tema.

Susana dijo...

Ramon, me ha interesado mucho tu comentario sobre las películas yanquis. Es cierto que, aunque la mayoría presentaban unos clichés muy manidos de los que, dicho sea de paso, aún no se han deshecho, había algunos avances, planteamientos imposibles en aquella España franquista y temerosa.

Y no, desde luego, ni martes y trece, ni arévalo ni, por supuestísimo, los indescriptibles esteso y pajares. Mucho tuvo que llover por aquí para que nos llegara aire fresco...

Gracias por tu comentario, tan acertado. Un abrazo

Esther dijo...

Efectivamente, Mariel está en lo cierto. El machismo está tan arraigado en nosotras que es casi imposible tener las ideas claras. Yo, de apenas 30 años, me considero una mujer moderna y vivo con mi novio que normalmente se excusa en que llega cansado del trabajo aunque yo también trabaje 8 horas y llegue más tarde a casa. Al final hacer la compra, lavar la ropa, hacer la comida y todo lo demás lo hago yo porque desde dentro tengo una personilla que me dice que "es mi deber, pobrecillo, que está cansado y mi trabajo no requiere esfuerzo físico". Me doy cuenta que la cosa es excusarlo y entonces sale mi otro yo y es cuando discutimos y la loza se acumula y al igual que su ropa hasta que me hace daño a la vista y lo hago yo enfadándome conmigo misma. Tengo muy presente las palabras de mi madre me dijo una vez cuando le conté que igual lo dejaba con él: "pero mujer, ¿quién te va a querer si ya estás perforada?". Nunca pensé que una persona pudiese pensar eso en realidad y fue una especie de shock para mí. Me imagino que algo de esa educación se me quedó fijada al cerebro y así estamos... Aún así fijaros que estoy por jurar que lo poco que las mujeres conseguimos lo estamos perdiendo otra vez con la "cultura" actual que reciben las niñas; van camino de ser mujeres florero, eso sí, perfectas gracias a la cirugía! Saludos a tod@s