De casta le viene al galgo

.

Una situación que todos hemos vivido o, al menos, hemos imaginado vivir en aquellas ocasiones en que el reloj se nos echa encima: llegamos tarde a tomar un tren, un avión… Dos individuos.

A) Este individuo se sube por las paredes del recibidor de su casa mientras espera el taxi que no llega. Ya en el camino de la estación (/aeropuerto), comprueba que la excusa del taxista acerca de la infernal circulación era cierta. El individuo A sale corriendo del taxi, con el billete de tren (/avión) en la boca, un maletón que pesa una tonelada en una mano, una bolsa de mano en la otra y un ritmo frenético en la zona precordial. Los indicadores luminosos confirman lo que se temía, pero aun así alcanza el andén (/zona de embarque) y ve la temida cinta roja barrando el paso. Un guarda de seguridad niega con la cabeza. El individuo A iza la bolsa de mano para simular incredulidad frente al reloj, pero vuelve a bajar bolsa, mano, reloj y ánimo. Se dice “Estas cosas siempre han de pasarme a mí” y blablabla. Consigue encontrar el teléfono móvil y se desahoga con A2, antes de enterarse de cuándo puede intentar viajar de nuevo. Cuando deja el billete mordisqueado en la papelera, cree ver en él el símbolo de su vida.

B) Este individuo le grita al taxista por haberlo metido en una vía tan usada por “todos”. Se acuerda escatológicamente del árbol genealógico del conductor. Ya en la estación, el gesto despectivo del individuo B al pagarle le hace pensar al taxista que quizás debió seguir su instinto de haberlo abandonado a mitad del camino. El individuo B camina deprisa hacia el andén. Su corazón late a ritmo marcial. Ve la banda roja y la aparta de un manotazo. Arrolla a varios vigilantes. Le grita al tren, que ha empezado ya su marcha. Se salta todas las normas de seguridad y baja a la vía para tratar de darle alcance. Los guardas intentan retenerlo ante la evidente peligrosidad. Todos acaban mal parados; en especial, una mujer, de origen sudamericano, a la que el individuo B agrede, lanza al suelo y le grita sandeces xenófobas. La mujer acaba en el hospital.


¿Cuál es la diferencia entre los dos individuos? El señor A es cualquiera de nosotros. El señor B es producto de un genoma perverso y de una educación que le enseñó que el mundo debía postrarse a sus pies, bajo penas que van desde la hospitalización hasta… El individuo B mantiene el nombre Francisco de su abuelo. El apellido, el mismo: Franco.



El tren: aunque parezca salido del pasado, es el moderno AVE en la estación de Zaragoza. Su habilidad, retratar los individuos de clase B. Confiemos que la justicia cumpla ahora con su parte, y pueda increpar únicamente a los trabajores de prisiones durante una buena temporada. El único redil razonable para los individuos B que tienen por costumbre ensuciarnos el mundo.


14 comentarios:

Susana dijo...

Es posible que, si las cosas fueran distintas, en la cárcel pudiera encontrarse con Jaime Martínez Bordiú, otro nieto de Franco, que hace un año y algo tuvo la ocurrencia (seguro que tan natural para él) de agredir, maltratar, coaccionar y amenazar de muerte a su novia. Se le pedían 4 años y 9 meses de cárcel, pero no se sabe exactamente por qué, la cosa quedó en un añito, que no tendrá que cumplir por no tener antecedentes (conocidos).

Las lógicas de un pacto democrático con el miedo en el cuerpo van a hacer que nunca se juzgue a su abuelo y sus secuaces, pero espero que de esa forma de proceder no se escape ni uno.

Susana dijo...

Y más: Francisco Franco junior (el B del tren), o "Francis", como parece que le llaman, cambió en su momento el orden de sus apellidos "para que perdurase el legado del general golpista, tal y como le ordenó su abuelo."

Susana dijo...

No se me ocurre peor actividad para el tiempo de ocio que dedicarse a la caza. Pero Francisquito, que otra cosa no, pero que gracias a lo que su abuelito robó para la family, tiempo de ocio tiene un rato, encontró una mejor ocupación: la caza, pero mejor aún la furtiva. Así durante años "mató" el tiempo (por aquello de los dos pájaros de un tiro) con su prepotencia y su escopeta, saltándose cualquier norma incluso entre los cazadores, que ya es decir. Se le pilló en Madrid, en las reservas naturales de Tortosa y en Beceite. Las veces que no se le pillaría...

Ofendido por esa restricción que le imponía la democracia, decidió irse a vivir al Chile de Pinochet, donde seguro que se le haría un buen lugar. Lo siento por los encantadores chilenos, que tuvieron que aguantar dos tazas del mismo caldo...

Susana dijo...

Y con esto ya acabo.
Por si fuera poco, Paquito Franco, digno de protagonizar una novela de terror, está acusado de fraude a Hacienda.
Con un patrimonio heredado que le supone un montante de unos 600 millones de euros, con propiedades robadas en toda la geografía española, o cedidas por sus amigos, Francis, Marqués de Villaverde, es el administrador del imperio empresarial heredado. ¿Y qué hace? Le debía parecer un robo porque se saltó el trámite de pagar a Hacienda por las transmisiones patrimoniales. También vendió unas propiedades de forma irregular (supuestamente vendió algo y declaró algo que no tenía que ver con el algo primero).

Y lo escandaloso es que la Comunidad de Madrid, con Espe, la inefable, a la cabeza, le "perdona" los impuestos, y dice que, al contrario de lo que hacemos el resto de los españoles, "no los tiene que pagar". Lo que hace tener buenos amigos...

(¿El impuesto sobre los bienes robados a cuánto debe de corresponder?)

MARIEL MANRIQUE dijo...

Susana, seguro que Paquito Franco dice "Pepsi" y no "Pecsi" y que si dice "Pecpsi" (porque tuvo la oportunidad, o sea, la dicha de pasar por la universidad pero no le sirvió de mucho) la gente de su mundo (porque el otro no existe) hace como que no lo escucha y sigue dispensándole trato VIP. Lo digo por nuestras inefables sincronías en las entradas. Cómo me reconozco comentando tu propia entrada porque te desborda la rabia.

Besos frescos que alivien tu mañana.

Kanela dijo...

Tu forma de arremeter contra esta gentuza es que me encanta. Es importante que gente como tu de a conocer estas partes tan rastreras. Hay gente que ya ni se acuerda de la dictadura no ya porque la hayan vivido o no sino porque esta en todos como en tu madre que contabas ayer. Cuanto antes se acabe eso de que hagan lo que quieran a pesar de que tengan el dinero de todos como dices, pues mucho mejor. Te felicito por no callarte. Sigue dando caña siempre por favor porqe lo necesitamos.

Susana dijo...

No sé cómo funciona tu cachito de sur, Mariel, sin duda, mucho más culto que este diminuto norte. Aquí los carnets VIP los llevan los que demuestran tener muchos ceros en la cartera. Para nada importa cómo los han conseguido ni, aún menos, si los aprovechan para invertir en cultura o en juego, prostitución o si se los meten por la nariz. Si pronuncian mal, son "próximos al pueblo", si en medio de una borrachera le dan cuatro palmaditas en la espalda a un pobre "proletario" (iba a decir que era como los de tu entrada, pero glups, me retengo), entonces es que son "campechanos". Si sus lecturas no han superado jamás a Astérix, y su música no se sale de Julio Iglesias o Camilo Sesto, qué importa. Sabe leer muchos números juntos en la cuenta corriente, y eso le otorga una clase fuera de toda duda. ¿Han de mirar hacia otro lado cuando dice o hace inconveniencias? Pues va y se hace. Mientras haga favores aquí y allí con los bienes tomados, si hace falta se pagará bien a un intelectualoide comprable para que diga que la cultura de altura está en la metáfora de los jabalíes de Obélix. En los besugos del Ordenalfabétix.

Y si un ministro de cultura erigido a dedo (su dedo) no ha leído a Sara Mago (en dos palabras: im-presionante), pongamos por ejemplo, pues se dice de él que es muy "campechano" y en paz.

Y si entonces las subvenciones de cultura van a parar a la Fundación Franco, nos extraña...

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola Susana:

Aqui estoy visitando tu pequeño rincón. Es bonito. Me gusta el arte que tiene. Las fotos y eso. Cuando tenga un rato me paseo y te leo.

Ya tienes una seguidora más.

Un abrazo.

Nos vemos en Stalker. Ese blog de Stalker es un lugar maravilloso.

Susana dijo...

Kanela, me llegan tus ánimos como agua de mayo. Realmente pienso que es importante que salgan a la luz estas noticias mínimas (tres líneas de un diario "normal": prácticamente no existe), aunque sea para recordarnos cómo es esta gente; cómo piensan que es el mundo, que les gira alrededor, claro, y cómo y por qué, si un día llega un gobierno realmente socialista y les hace devolver lo injustamente apropiado, si les hace encarcelar, o convierte el faraónico Valle de los Caídos en un albergue de cobijo social, la gran mayoría del pueblo considerará que aun han salido bien parados.

Gracias por tus ánimos!

El estúpido indolente dijo...

La próxima vez que tenga que coger un avión, estaré más atento a mis reacciones, no vaya a tener un genoma perverso que me obligue a meterme en política.
Me encantó.

Susana dijo...

Querido indolente (hasta ahí, aún; lo de "estúpido" apuesto a que sobra), no te he contado nunca que tengo un lector de código genético instalado en el blog, ¿verdad?
Lo de meterte en política, ya podría ser, aunque sólo sea para decir de vez en cuando que "te encantó" (generando agradecimiento a tu alrededor, dicho sea de paso), pero por más que escudriño los aminoácidos de tu genoma, no encuentro más perversión que la de ponerte de mal humor de vez en cuando, probablemente cuando un madrugón impertinente te obliga a calzarte antes el cuerpo que la razón. Cosas de los lectores de ADN...

;o) Gracias por pasarte. Celebro que te gustara...

MARIEL MANRIQUE dijo...

Susana, no creas que el sur está mucho mejor. Venimos de una dictadura, una primavera democrática abortada, una década del '90 neoliberal a ultranza con oda al individualismo salvaje y al consumo y, ahora, un supuesto progresismo que es pura superficie. Y en cuanto se intenta tocar un interés de los que duelen (léase: distribuir la riqueza), amenazan con correr ríos de sangre. Hace poco leí algo que me heló la sangre. Leí que Franco trasladaba cadáveres republicanos al Valle de los Caídos, para abultar la cifra de cadáveres franquistas. Como si los aniquilara por segunda vez. Matar a los muertos ... ¿cuándo se saldará una deuda? ¿cuándo podrá tener Lorca una tumba? ¿cuándo se hará justicia con los desaparecidos argentinos y se encontrará a sus hijos, usualmente apropiados por quienes desaparecieron a sus padres? Robarse al hijo del guerrillero, eso sí que es amor perverso.

Calmemos nuestras cabezas escuchando música y volcándonos completas en nuestros diarios, estos diarios.

Besos desde la cruz del sur.

Susana dijo...

Mariel, lo que sé de vuestro sur me ha confirmado hasta ahora que tampoco andábais muy bien. Lo que me cuentas lo ratifica. No obstante, siempre me ha parecido que tanto la primera generación de la dictadura como sus hijos tuvieron un acceso a la cultura que aquí sólo tuvieron algunos pocos.

Aun así, creo que unos y otros eran poco más o menos lo mismo. Los mismos perros con distintos collares, ¿no?

Aquí a nadie se le ocurriría plantear una medida "de las que duelen" como la que cuentas. ¿Repartir la riqueza??? Pero si hasta el gobierno más de izquierdas que hemos tenido en la última década ha incrementado los impuestos no-lineales!! (los que afectan a todo el mundo por igual, al margen de que tengas cifras millonarias en el banco o de que cada mes se incremente algo la cifra roja de tu cuenta). No hace falta que sean propuestas tan arriesgadas: aquí se margina de los medios todo cuanto pueda quedar ligeramente a la izquierda del gobierno (que se llamará como se llame, pero que cree una necesidad "salvar" a los bancos y se le acaba el presupuesto para aplicar las leyes sociales que propugna).

En general, los gobiernos son títeres del verdadero poder de casi todos lados: el capital. Si se nos da o se nos quita alguna parcela de libertad u opinión, son limosnas, minucias... Ellos no van a salir perdiendo en ninguna circunstancia, porque para eso están rodeados de grandes "amigos".

Sobre Lorca, aayyysss, ¡qué poco claro está todo! La familia se niega a que se toquen sus supuestos restos. ¿Tendrá que ver con que estaban muy bien relacionados con falangistas? Ni idea: hay todo tipo de especulaciones, y dudo que algún día se sepa toda la verdad.

Del Valle de los Caídos ya no me sorprende nada en absoluto. Sólo que siga existiendo ese monumento faraónico (y espeluznante), símbolo de la dictadura, ya es surrealista en una democracia que se cree bien asentada. Lo mínimo que podrían hacer es detener a cuantos se reúnen allí para cantar proclamas nazis, pre-democráticas. Pero claro, si en las elecciones al parlamento europeo ha salido como vencedor de nuevo el partido que mantiene en primera línea los políticos franquistas, ¿qué podemos esperar?

Tocas un tema que, como decías, me hace hervir la sangre. Aunque no lo parezca, me he de contener un poco porque si no...

Gracias por la frescura que traes a este pequeño rincón de la red. Me encantan tus participaciones en toda esta cuestión, tan limpias... Un abrazo enorme!

Susana dijo...

Lola: tu comentario se había quedado en el apartado de "pendientes de moderar", no sé exactamente por qué, así que te contesto tarde. Pero me ha hecho mucha ilusión verte por aquí. Yo también me he ido pasando por blogs cercanos a ti...

Me alegro que te guste la primera impresión. Las fotos ayudan a hacerse una idea de muchas cosas, ¿verdad?

Gracias de nuevo. Un abrazo