Rarezas V: la 'llama' de Silvia Pérez Cruz, la voz, y su compañero el hang

.
.
Los que me conocéis, aunque sea un poco, ya sabéis de mí que estoy “enferma” de amor hacia la música. También sabéis que tengo un admiración especial (hay quien dice que desmesurada, pero de esas cosas está hecha la pasión) por el grupo Las Migas, y por la voz, sublime, cálida y técnicamente de una ductilidad impecable, de Silvia Pérez Cruz. Me habéis podido leer sobre ella/s una y otra vez. Pues bien, aun a riesgo de hacerme pesada, quiero compartir con vosotros unos vídeos que me han llegado al alma: la voz de Silvia acompañada por el hang de Ravid. O al revés. Uno de los vídeos está aún “calentito”: apenas tiene quince días. Pertenece al proyecto que han compartido bajo el nombre de “Llama”. Y, en efecto, es llama que calienta, que envuelve y quema. Pero también es llama que llama, con voz de encantadora sirena para aquel pobre navegante que cree saber adónde va. Es llama que apasiona, llama que enciende, que te eleva.

El hang es un instrumento metálico de percusión de sonido muy peculiar. Aunque fue formalmente inventado en el año 2000 en Suiza (lo que lo convierte en un instrumento jovencísimo), hay quien dice que hereda la tradición oriental de los sonidos sagrados. Parece que no hay dos hangs que suenen igual. Parece también que el músico debe atravesar un proceso casi iniciático hasta dar con el que habrá de ser “su” hang. Dicen por ahí que es el hang el que elige al que habrá de ser su compañero. Quién sabe. Ravid y su instrumento, que a veces son como si fueran sólo uno, y la voz de Silvia. No sé si son sagrados, pero desde luego, acercan a los dioses.

Primero os invito a que apreciéis una magnífica versión de un clásico. Cada cambio sutil en una sola nota contribuye a convertirlo en otra cosa. Remueven y renuevan. Y, como siempre, con un resultado delicado y fuerte a un tiempo.


Ahora sí: disfrutad un pedazo de ese momento mágico de su locura. Espero que acabéis resultando un loc@ más de su mano. Creo que habrá valido la pena…




¿Me contaréis? ¿Sí?

.

11 comentarios:

Ramon dijo...

¡Qué sorpresa! La voz de Silvia no es una sorpresa, la conozco y me encanta (ese Tothom parla que compartiste también aquí, por ejemplo, es maravilloso...). La sorpresa es el conjunto, la conjunción de una voz tan bonita y de ese sonido tan especial y que definiría de mil modos pero jamás como modernísimo (suena tan telúrico, qué sorpresa que sea de tan reciente factura). Muchas gracias por ir descubriendo pequeños retazos de sensibilidad musical y compartirlos.

Susana dijo...

Sospechaba que te iba a gustar, Ramon ;) La voz de Silvia no es una sorpresa, pero sus diferentes apuestas musicales, al menos a mí, no dejan de sorprenderme.

Y el hang, sí, con la feliz idea de convertir la sabiduría tradicional de algunas culturas en instrumento, creo que no se perdió su "teluricidad". Y, desde luego, Ravid es un maestro...

Me alegro de que lo hayas disfrutado y, claro, de que hayas querido compartirlo!

Stalker dijo...

Es bella e hipnótica esa conjunción de voz y sonido. Creo que se acerca a ciertas esencias percusivas del gamelan de Java; la misma sutileza y reverberación, pero aquí declinada en soledad (los gamelanes tienden a lo sinfónico, a la polifonía de voces y texturas).

Además las notas con como gotas que horadan el tejido de la escucha, penetran y se instalan en el adentro, mientras la voz planea, a ras de verso, sobre nuestra intemperie.

Very beautiful, thank you!

Susana dijo...

Me alegro de que lo hayas disfrutado, Stalker. Supongo que no los conocías, y es mi deber advertirte: enganchan! ;o)

No sabía nada del gamelán de Java. Ahora ya he hecho los deberes y me he mirado algunos vídeos. El sonido es realmente curiosísimo. Y esa especie de sopranos, cantando según armonías que nos son tan ajenas... Es una experiencia musicalmente muy sorprendente. Estoy de acuerdo contigo en que el hang recuerda a los instrumentos de cobre del gamelán, aunque sus ritmos y sus formaciones orquestales se alejen de la delicadeza (y con este término no quiero decir que sea mejor) del hang. Al menos en las manos de Ravid.

A mí me recordaba bastante a las piezas tocadas con boles tibetanos. No sé gran cosa del tema, pero tengo entendido que allí (vamos, lo que queda de "allí" y sus sucedáneos) se usan para emitir determinadas vibraciones "sagradas" que afectan a los chakras, y curan tanto cuerpo como espíritu. Y algo de eso debe de haber, porque estas Llamas van a dar a una zona que Ramon califica de "telúricas" y tú, bueno, tú lo llamas con esa descripción, tan intensa y poética que, para decirlo toscamente, indica todo lo contrario a lo que nos deja indiferentes. Puede que debiéramos inventarnos un "chakra de la música" o uno "de la literatura" (que estarían bien próximos) para poder resumir lo que se siente ante esa música que nos penetra y nos conmueve.

Gracias por tu participación, como siempre, muy enriquecedora. Un abrazo... chákrico?? ;o)

imaginari dijo...

M'ha deixat la pell de gallina.

Susana dijo...

Imaginari, no se puede decir más claro.
Me alegro de que te haya alcanzado. A mí me pasó algo similar a lo que cuentas, por eso quise poner el huevo que es este post. Habrá quién lo use para hacerse una vulgar tortilla, pero lo hice para que nacieran multitud de nuevas gallinas con sus respectivas pieles. Misión cumplida?

Gracias por comentarlo...

Leonardo dijo...

No entiendo el catalán (¿o será valenciano?) pero también esta muchacha y el instrumento M'han deixat la pell de gallina como a Imaginari. No conocía, ¡qué descubrimiento lindo, gracias a ti!
Abrazos

Anónimo dijo...

Estuve en Girona en Octubre y de casualidad escuche en la radio a esta mujer. Me dejo deslumbrado, pero aca en el sur del sur (montevideo) no se consiguen sus discos, saben si se pueden descargar de alguna pagina,
gracias

Susana dijo...

Bienvenido, Anónimo.
Me alegro de que compartas el deslumbramiento por la voz de Silvia. Te cuento: su inquietud natural y su versatilidad han hecho que participe en diversos grupos. El principal, con el que hace más conciertos y con el que ha recibido más premios se llama Las Migas, y hace muuuy poquito han grabado su primer disco; es decir, aún no ha salido al mercado.

No obstante, tiene otro grupo, Immigrasons, con componentes catalanes y del sur del sur (uruguayos y argentinos, me parece recordar), con los que sí ha sacado algún disco. Seguro que allí lo encuentras, porque van mucho por allí y, ya te digo, el grupo nació con vocación de tender puentes musicales sobre los que ya son humanos.

No sé si se pueden descargar los temas de algún lado, pero sí puedes encontrar muchos de sus temas en youtube. También en el blog podrás encontrar muchos otros temas, como la preciosa canción con la que Silvia ha ganado el flamante premio Miquel Martí i Pol. También puedes entrar en el espacio que tiene (tanto sola como con Las Migas) en MySpace.

Y, ya sabes, en breve podremos disfrutar del primer disco de Las Migas! No sabes con qué impaciencia lo espero!

Espero haberte ayudado y que sigas disfrutando de la excepcional voz de Silvia Pérez Cruz. Un abrazo.

caba dijo...

Susana, he llegado a tu blog gracias a Silvia, que cosas no? Te cuento. Trabajo en una residencia con abuelos y, para una actividad con ellos estaba buscando una cancion popular catalana, "Baixant per la Font del Gat" en internet y hallé una web de donde me la podia bajar. para bajarmela me tuve que descargar todo el album que resultó ser de Immigrasons. Jamas habia oido hablar de ellos. Escuché la canción que me interesaba y "ojeé" el resto. Me encantó esa voz y esa música. Hoy he escuchado por primera vez todo el album de immigrasons y me he quedado prendado de la espectacular voz de Silvia y de lo que comunica con su música: nostalgia, ternura, calidez, añoranza,... he empezado a buscar su discografia para saber mas de ella, y me he topado con tu blog. No soy versado en música pero se apreciar el arte que se desprende de los sonidos cuando los oigo y te he de decir que si los sonidos salen de su boca, la sensacion de deleite es increible. Tal vez no estoy en el mundillo musical, pero no comprendo como una voz así no es más famosa, no se escucha más en cualquier medio de comunicación.
Susana, comparto contigo esa sensación que describes cuando hablas de Silvia, por entero.

Susana dijo...

Bienvenido al mundo-pérezcruz, Caba. Los abuelos de tu residencia pueden estar contentos del mimo con que buscas que pasen buenos ratos. De vez en cuando la vida puede recompensar cosas así, por supuesto! Y 'descubrir' Immigrasons y a Silvia no es poca cosa.

No sé si sabes que participa también en otros proyectos, todos fantásticos aunque cada uno en su línea. El producto 'estrella' es el grupo de chicas flamencas Las Migas. En este Cajón puedes encontrar varias muestras. También ha trabajado en jazz piezas de Bill Evans (lo encontrarás en internet buscando 'singing bill evans'). Y, por supuesto, esas piezas con el hang en Llama, que veo que ya has descubierto.

Yo adoro a Silvia desde que la descubrí, por casualidad, en un centro cívico. Después de seguir a Las Migas con entusiasmo durante unos cuatro años, por fin parece que el mes que viene sacan su primer disco 'convencional'.

Entre eso y el premio Martí i Pol (no sé si has oído esa pieza: tremenda!), yo creo que en breve será mucho más conocida. En Barcelona por lo menos a sus conciertos ya hay que ir con las entradas pilladas con mucho tiempo, porque se acaban en nada. Señal que el boca-oreja funciona lo suficiente, y en un tiempito, con el disco, las veremos-oiremos mucho más.

En todo caso, felicidades por tu descubrimiento. Trae promesas de buenos momentos en un futuro inmediato. Y gracias también por pasarte por el Cajón y dejar tu encantadora opinión.

Un abrazo.