Más (o menos) de breves


Si dice la Biblia que hay que parir con dolor, ¡ni una devota con epidural!

*

Si trabajar dignifica al hombre, cobrar un sueldo indigno, ¿es de vagos?

*

Si la emoción embarga, ¿es que los bancos son muy sentidos?

*

Hay partidos que siempre van de marca. No es culpa de ellos si tienen el alma Lacoste.

*

Si hay que ganarse la vida con el sudor de la frente, los que van a la sauna ¿es para poder retirarse antes?

*

Hay partidos que se creen con el derecho de torcernos la Esperanza. ¡Urge hacer realidad nuestros sueños!

*

A Dios lo que es de despedida; al César, lo que es de Vallejo.

-

6 comentarios:

Stalker dijo...

Me gustan estas pepitas punzantes e irónicas.

Especialmente me gusta la del trabajo y lo que implica... Estamos tan acostumbrados al lugar común de que el trabajo dignifica... ¿y el derecho a la pereza, como alguien reclamaba? Además, ¿para quién trabajamos en realidad, de quién somos los siervos?

Gracias por estas píldoras vitaminadas de resistencia a las verdades impuestas.

Abrazos

Javi dijo...

Son muy buenas estas frases tuyas tan mínimas y tan poderosas. Cuestionas tantas cosas mientras nos haces sonreír... Felicidades por el blog.

imaginari dijo...

Me gusta éste refranero Susanil. Siempre tienes cartas escondidas, ésta es un As de gracia.

Susana dijo...

Stalker, me alegra comprobar que estamos de acuerdo una vez más.

Creo que eso de que el trabajo es bueno (para quién?), que dignifica y demás es una gran patraña. Que la supervivencia, y hasta cierto grado de confort, requieren de algunos esfuerzos se entiende bien. Pero que nos ocupen todo el tiempo, que nos tengan secuestrada la vida haciéndonos creer que para ser felices necesitamos determinados bienes carísimos es habernos hipno-idio-tizado.

Tu pregunta, de quién somos los siervos, creo que no tiene una respuesta fácil. Pero sí te diré que nos urge dejar de ser cuanto antes siervos de nosotros mismos.

Un abrazo

Susana dijo...

Javi, bienvenido al blog. Me alegro mucho de que te hayan parecido interesantes los breves.
Y sí, intento cuestionar -aunque sin perder el sentido del humor-, me temo que el conformismo no es mi fuerte...

Gracias por tu comentario!

Susana dijo...

Hola de nuevo, Imaginari! Ojalá tuviera ases (o grandes comodines) en las mangas! El mérito está en preguntarme si lo que nos recitan desde siempre como verdades incuestionables lo son tanto. Pero celebro que te hayan hecho gracia!

Gracias por tu comentario!
Un abrazo