Los días me llaman Raimunda

.
A veces, mi nombre se trastoca por el de Raimunda. Y cuanto canto lleva la huella de un pasado que el tiempo se olvidó de extraviar. Volver. Arrastrar el nudo de la garganta de ayer hasta que brille en mi mirada. Volver. El universo se detiene entonces. Quiere oírte.

Me enfundo de nuevo tu cuerpo. Me acoge como un hotel con chimenea en invierno. Se incrusta en mi piel como si recordara el camino a fuerza de haberlo soñado; una nueva capa en mi dermis. Puedo reconstruir tu mar y sus venenos y resucito completa. Me llamo Raimunda, y si das un paso adelante llorarán de amor nuestros fantasmas. Volver. De pendientes usaré tus poros. Toma tú el carmín exaltado de mis labios y anúdatelo como corbata.
.


.

Que si un día me llamo Penélope, ninguna de las sirenas retrase tu viaje de vuelta. Ningún otro puerto. Y que si marchita mi frente sea a tu lado. Volver. Echemos juntos a Gardel y sus miedos del pasado. Que veinte años es nada, y siete, casi la mitad.
-.

Vuelve. Y cuéntame al oído nuevamente que nunca te fuiste del todo.
.

8 comentarios:

MARIEL dijo...

Arrastrar el nudo de la garganta hasta hacerlo brillar en la mirada. Anudarse el carmín exaltado de los labios como corbata. Qué texto entrañable, Susú. Y acompaña tan bien estas imágenes. "Acompañar" no es el verbo, no. Más bien, fundirse. Mezclarse. Recordaba a Raimunda cantando Volver, pero no recordaba la presencia invisible de su madre ovillada en el automóvil. Y Raimunda presintiendo, invocando y convocando esa presencia. Me ha emocionado mucho. Besos que siempre vuelven a vos.

MARIEL dijo...

P.S. Y el título es maravilloso. Uno cambia de nombre según los días.

imaginari dijo...

"Al volver la vista atrás se ve la senda que nunca hay que volver a pisar".
És molt sentit el que dius, com la interpretació de Penélope a qui se li fa un nus a la gola quan canta.
Està bé escriure o recrear el passat si és per fer-li homenatge, sabent que mai més tornarà a ser igual. VIVIR en lloc de VOLVER. Tornar enrera o mantenir-se en el record és morir una mica, no creus? És no deixar que apareixi'n nous ports, però ben vinguts siguin els cants de la nostàlgia.

Susana dijo...

Mariel, sister del alma, esta escena de Volver (la peli) siempre me ha conmovido. Quise compartirla, aunque fuera sin apenas texto.
Pero sí pienso que todos somos a veces Raimunda, o Penélope, o Gardel con sus miedos y sus dudas del pasado, o ...

Me vuelvo Susú para mandarte un beso de vuelta enorme, como el futuro.

Susana dijo...

Imaginari, VIVIR, desde luego, siempre. Pero ¿qué sería de la vida sin las vueltas mentales al pasado de vez en cuando? Para aprender, para revivir, para forjar un futuro más nutrido... Entiendo a Raimunda, que siente que su fantasma nunca se fue del todo, que de pronto canta una canción del pasado y vuelve a ser niña. Que le alcanza como nudo en la garganta y le recuerda lo que precisa para su futuro inmediato. Le pone marcas a su vida. No es incompatible con vivir... casi es imprescindible para hacerlo.

Tu comentario, como casi siempre, me ha hecho pensar. Besos por corbata para darte las gracias.

una vida lo que un sol dijo...

Volver para volver a empezar.
Que peli tan bonita, Susana.
besos de verano y con hielo.
Gracias por tus palabras.
:)

Susana dijo...

Una vida lo que un sol, suerte que, a pesar de tu nombre, nos llenas de frescura...

Confieso que a mí, de la peli, lo que más me gustó fue esta escena. Impagable. El resto de la película tiene sentido prácticamente porque te pone en antecedentes del personaje, y sabes en qué va a desencadenar.

Gracias a ti por tus palabras y por tu visita.
Un beso lleno de bajo cero para tus suspiros...

Kanela dijo...

Que escena tan sentida. La madre podria ser el pasado que nunca se fue del todo porque lo alimentamos desde todos los presentes. Me gusta ademas de lo que destaca Mariel la imagen de un cuerpo que te puedes enfundar como un traje que te sienta perfecto. Que pocas veces pasa ese milagro. Besos.