Los fantasmas de la informática

.

Soy una persona afable, social y educada. Me ocupo de que la gente que me rodea se sienta bien, les echo un cable si conviene y soy de esas que siempre pasa el salero cuando alguien parece estar buscando sobre la mesa colectiva. En fin, que soy cordial (incluso precordial porque, aprovechando la raíz, me vuelco también no sólo en el alma sino también en el cuerpo). Pero cuando me encuentro fantasmas, chulos-piscinas y pedantes, sale ese Mr. Hyde que llevo dentro, y me entran unas ganas incontrolables de mofarme y humillar al susodicho.

Y yo, que creo mucho en el karma, me pregunto por qué, justamente yo, que no los soporto, me encontraré en tantas ocasiones rodeada de ese tipo de gente. ¿Será para que aprenda a mantenerme como un pacífico Dr. Jeckyll? ¿Será un karma ajeno para que ellos aprendan a callarse si no tienen seguridad sobre lo que hablan? Mientras recapacito, me acuerdo de algunos de los ejemplos más ilustres que me han acompañado. En este caso sobre LOS QUE DE VERDAD SABEN DE INFORMÁTICA.

  • Uno de esos casos es el que mi hermano y yo denominamos “tener una tienda de eso”. Y, en efecto, nuestro vecino tenía una tienda. Pero sólo una, que conste. De electrodomésticos, para más señas. Pero entre lavadoras y equipos hi-fi (¿os acordáis?), se ve que siempre aprovechaba el tiempo para estudiar, desde cocina a física cuántica, porque cada vez que mi hermano o yo nos lo encontrábamos, y nos refiriéramos al tema que fuera, él siempre sabía más porque “tengo yo una tienda de eso…”. No sé en qué momento consideró que el ordenador debía funcionar como una nevera, y el software como la huevera interior, pero el caso es que le dio instrucciones a mi hermano que, de haberlas seguido, conectaría a Internet desde el congelador y este blog se parecería más bien al Cajón de las Verduras. Qué peligro esos que “tienen una tienda de eso”.

  • El ex cuñado de mi ex también era de ese tipo del que tiene tiendas. Siempre sabía latín de lo que fuera, y te miraba con condescendencia y con esa mirada de superioridad tan irritante. Mi ex y yo fuimos a instalarles un ordenador a sus sobrinos, en una época en que aún estaban relativamente poco vistos. Para nuestra desgracia, nos encontramos al elemento en cuestión. Siempre sabía dónde había que poner el cable perdido: “¡ahí! ¡ahí!”, decía desde lejos, señalando a aquel amasijo de arterias tecnológicas. Y luego, claro, era de los que “ya te lo decía yo”. Sus clases de informática llegaron al súmmum en aquel momento en que, ya entregados a la compleja tarea de instalación, dice: “No sé por qué le llamáis ‘Windows’ si son ‘Ventanas’”. Di que sí, campeón. Y tú cierras el ordenador bajando las persianas, ¿verdad?

  • Pero lo más de lo más es lo que me ha tocado en suerte como pseudo-familia. Aquello de ¿no quieres caldo?, pues toma dos barreños tamaño piscina pero con forma de bidet. El novio de mi madre ‘tiene tiendas’, tiene ‘ventanas’ y sin él la historia de la ciencia estaría en pañales. ¡Yo creo que la tierra sería plana de no haber nacido Erre! Para que se me entienda, aclararé que, cuando pensaba que ya no podía sorprenderme más, un día mi madre me trae a casa un bote de salsa picante casera. Mmmmm, ¡qué bien! Pues bueno, en cuanto vi el recipiente se me atragantó. Por las dudas de si mi madre confesaría la autoría ante sus hijos, había incluido una etiqueta con su foto, veinte años más joven, of course, con pinta de joven-emprendedor-triunfeitor-de-los-bisness, con el eslogan “Las salsas de Errick”, donde su nombre se había americanizado y sus habilidades desproporcionado. Puede parecer sentido del humor, pero a los 5 minutos de haberlo conocido, cualquiera nota que carece de ese bien preciado. La que mejor lo define es mi madre, que explica sus infinitas ganas de protagonismo diciendo de él que “si va a un entierro, quiere ser el muerto”. Éste debe de ser otro karma de mi mami, que tendrá sus defectillos, pero es la discreción absoluta. Pues bien, este caballerete, que merecería ser protagonista de una de las Novelas Ejemplares, tiene un día las santas narices de decirle a mi ex, programador de profesión, que él detesta los ordenadores, pero que “si él hubiera querido, hubiera sido un genio de la informática”. Al preguntarle yo por la cuestión, aún inocentemente, me contesta que a él la Administración le pagaba hasta cursos de Word, si hubiera querido. Y ahí volví a comprobarlo: qué malo es tener que aguantarse la risa cuando se tiene un ataque brotando en el diafragma. Una no quiere quedar mal (aún) con la pareja de su madre, y está esperando la más ridícula de las tonterías para desahogarse como dios manda.



Resumiendo, yo creo que ya he cumplido con mis dosis de pretenciosos fantasmas, ya me han sacado suficientemente de mis casillas, me han sacado la vertiente cruel y la carcajeante. Apreciado karma, aleja de mí a los que tienen ‘tiendas de eso’ (de todo, vamos, y no son los señores Corte Inglés, se entiende), a los aventanados y a los ‘genios’ de pacotilla. Acércame en cambio a esos otros humanos modestos, discretos y humildes, y permite que los siga admirando desde la proximidad.

.

20 comentarios:

sin reglas dijo...

yo divido a los que saben informatica en dos grupos:

en el primero estan los que saben de verdad, y ante un problema siempre te dicen: prueba a apagar el equipo y encenderlo otra vez, a ver que pasa.

en el segundo todos los demas.

segun tu madre su novio es como el personaje de una cancion de cecilia: el novio en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro.

me gusta tu faceta pre-cordial.

y me ha gustado saber de tu vena hyde, siempre he pensado que quien no sabe indignarse por las causas justas, no sabe vivir.

¿y que mas justo que indignarse ante los chulo-piscinas "nacisabiendolotodo" nosecomoestepaisfuncionasinpreguntarme"

mi vena cabrona me hace irritarle, despues de su explicacion larguisima sobre que hacer con el ordenata que va por libre siempre les digo: pues yo lo apague, lo volvi a encender y como un tiro. Les jode, se que les jode.

yo a la unica tienda que aspiro es a la de sonrisas, pero me da que no conseguire llegar a fin de mes.

un beso de mi tienda.

èlia- dijo...

Ya te has quedao corta, ya con todo lo que Erre nos enseña de la vida, esé Erre que suplicó a mi abuela que le dejara vivir en el piso y despues se apropia de él. Y es tal esté figurín, que nos jura que hace mucha calor en verano, y que claro se tiene que cambiar de camisa 3 veces por dia, y quien las plancha, no, evidentemente que él no.
Y es que cuando vamos de vacaciones dejamos nuestro perro con mi abuela y su estupendo compañero. En los días que mi peroo pasa en esa casano ve ni una sola vez el pienso, ya que Erre le compra costillas i se las cocina al perro, pero para la comida de él i de mi abuela que la cocine otro.Él asegura que quiere mucho al perro, y no lo dudo, pero con la calor no lo puede pasear él...vaya qué PENA!

luka dijo...

Lo que mas desespera de esos individuos es que sus multiples fracasos no les desaniman.

Lo del word, genial. Tienes que romper a reir y luego inventar una escusa...

Como Maria Barranco y Carmen Maura en "Mujeres al borde de un ataque de nercios" y su genial ·Horroroso, horroroso."

¿Un ex informatico? Habras mantenido una buena relacion posterior con él.Es casi como tener enchufe en un ministerio.

tendre que conocerte más para saber si me gusta tu lado doctor o Mr.

Ramon dijo...

Como me gusta ver a Elia por aquí, defendiendo a la abuela, cómo debe ser. Tiene tela el de la tienda, tiene tela el ex cuñado del ex (me sonaba la historia, creo que me la contaste en su momento) pero el mas terrible, Erre. Es imperdonable que no guardaras la salsa con su foto. Visto así dices, que gracioso el abuelete, con esa creatividad aplicada a las salsas y las especias. Pero no, claro. El tío es un egoistón del quince. Susana, tu piensa en la de karma que estás quemando. ¿No te sientes más ligera cuando ves a don Erre? Deberías. Susana, gràcies per aquest sentit de l'humor aplicat inclús a les coses més severes i desagradables.

Blanca Andreu dijo...

Susana, me he divertido mucho con estas andanzas de tu parentela apócrifa. Tu contrapariente de las salsas me parece definitivo. Yo creo que deberías coger esa foto y darle el tratamiento adecuado ( en esa página que recomienda Pils en "El blog imperfecto")y traérnoslo para que le echemos el ojo: que apareciera en el cuadro que preside una reunión de Putin, en un televisor, en un cuadro de una exposición, vestido de Supermán, de vampiresa o con el traje blanco de Marilín.
Por cierto, mi blog ( donde critico sin piedad el potaje de Gil de Biedma, perdóname ) está hecho una verdadera pena. Se ha abierto un abismo rosa entre las entradas anteriores y la últimas. ¿Sabes cómo se arregla eso desde un punto de partida de nulidad informática absoluta, como es mi caso?

Susana dijo...

Sin reglas, qué risa. Tienes razón: los que de verdad saben, confían ciegamente en los duendecillos de los ordenadores, y apagan y vuelven a encender y los duendecillos ya se encargan.

Veo que tu vena cabrona se parece mucho a mi Hyde (sólo que yo soy más fina, pero los dos vamos a joderlos). Hay que cabrearse con las injusticias, vaya que sí! Siempre digo que al menos habrá que quejarse. No vale mirar hacia otro lado y decir "qué le vamos a hacer". Y de gentuza que 'tiene una tienda de eso', y que no hace más que complicarnos la vida para poner la mano después, está la política llena.

Yo compro tus sonrisas!! siempre y cuando me fíes en forma de guiño de ojo o similares...

Gracias, Sin! Un beso que-no-tiene-precio!

Susana dijo...

Èlia, mi Reina, ha sido una bonita sorpresa encontrarte entre mis comentarios ;o) (qué manera tienes de enredarme!!).

Ya has visto mi opinión: Erre es una especie de karma que hay que sobrellevar lo más dignamente posible. Eso quiere decir que merece unas burlas hábiles y una defensa clara pero sutil de tu abuelita. Vamos, lo que ya hacemos. Meternos con él pero sin que tengamos que poner a la yaya entre la espada y la pared.

Un beso, corazón!!!

Susana dijo...

Querido Luka, si esos personajes se desanimaran, y no pudieran basar su intercambio social en lo que se supone que saben de todo, quedarían como lo que son: pobres diablos vacíos, atormentados y rematadamente tontos. Y nosotros un poco más aburridos sin poder reírnos de ese tipo de bufón, no?

Me ha hecho mucha gracia la comparación con el "es horroroso!" de María Barranco. Es cierto! Pues sí, en más de una ocasión me he sentido así, aunque en versión risa. Tipo: "¡Qué risa cómo ha ladrado el perrooooo, jajajajaja!".

Sobre la relación con (este) mi ex, mejor no preguntes demasiado. Por suerte, tengo amigos con buenos conocimientos informáticos, y una considerable paciencia leyendo las ayudas de los programas y eso.

Mientras tú no seas uno de esos cantamañanas tiene-tiendas-de-ventanas, te auguro un Mr. suave como el algodón de azúcar. Eso sí, como seas partidario de, por poner un ejemplo, el AzWar de que habla Ramon en su EastRiver, o disfrutes con espectáculos de maltrato animal, o cometas alguna otra injusticia de las que yo considero injustificables, te las tendrás que ver con mi látigo y sus peores artes.

Me alegro de verte de nuevo por aquí. Un beso muy Dr.

Susana dijo...

Ramon, tienes razón: tengo que dar gracias por tener un Erre en mi vida que me ayuda a quemar karma día tras día. Al ritmo que voy, en la siguiente vida me toca ser Dios.

Ay, Erre y sus salsas, sus tuppers y su cara por todas partes de mi cocina! Qué época, diosssss.

Pues sí, más vale tomárselo con sentido del humor. De hecho, él es el vivo ejemplo de que la realidad supera la ficción. Un día igual tomo la determinación de hacer una novela sobre sus andanzas. La clasificarían como ciencia ficción, pero puede que la gente se riera considerándome tan imaginativa.

Una abraçada enorme, Ramon!

Susana dijo...

Blanca, me has dado una buenísima idea con lo de sus fotos. La del caso la verdad es que se basta a ella misma, pero para futuras ocasiones... La cosa quedaría así: su cara en una foto de ratón con el título "Lo que es"; en otra, su foto con el cuerpo de Superman y el título "Lo que se cree". Por cierto, me he pasado buena parte de la madrugada insomne chafardeando el blog imperfecto, y me ha parecido de lo más interesante! Gracias por la recomendación.

Sobre el potaje, te diré que no me tomé la cosa por el lado personal. No recuerdo qué comentario fue el que me hizo pensar que podía ser una ciudad más bien napolitana que ateniense. Uno de los mil inconvenientes que tiene no haber viajado lo suficiente. Aun así, disfruté con tu descripción. Queda pendiente la visita...

Sobre tu blog, ya vi el cambio a lo rosa-chicle. Te comento en una de tus primeras entradas (para no molestar y que puedas no publicar) hasta donde yo sé, pero lo de los conocimientos de informática, por desgracia, no es contagioso :( Veremos si te sirve...

Gracias por pasarte de nuevo por aquí! Un abrazo!

luka dijo...

Solo decir que me ha salido una erupcion en la piel y ha sido causada por tu apunte del sr. del bigote.

No me gusta el maltrato, punto.
No acabo de distinguir entre maltratadores de diferentes especies, siempre he creido que lo hacian los mismos.

Nada mas se que me gusta aprender, que suelo defender vehementemente mis opiniones, pero al mismo tiempo nunca intento que los demas piensen como yo.

¿El latigo tiene buenas artes?

Leo que estuviste insomne, a las mismas horas andaba yo trasteando con el ordenador. Las horas nocturnas suelen encontrame encendido.

Si, creo que es mucho mejor que uno Sr.

Un besito animal.

imaginari dijo...

Ai Susana! això et passa per creure en aquestes fantasies del Karma, o sigui que en vides anteriors havies sigut un fantasma xulo de piscina que tenia una botiga de eso, i ara et toca patir el que eres. Doncs preferiria ser catòlic, pecar, confessar-me i fer net per tornar a pecar, que en son de llestos aquests apostòlics.

Com sempre tens una gràcia divina karmica per explicar-nos vivències que et mereixes el regne dels cels.

petons reencarnats en abraçades.

Kanela dijo...

Suerte que me haces reir pq tengo encima la depre de fin de verano que me da mucho mas cuando empiezo a quedarme en la ciudad los fines de semana.Toca hacer cosas en casa empezar a preparar principios de ritmo y todo eso me deprime que no veas. Pero miro mi ordenador y me da un ataque de risa pensando en esos genios informaticos de apaga y reinicia. Me gusta mucho reirme con tu blog! Besos.

MARIEL dijo...

Apreciado karma, no alejes nunca de mí a Susú.

Yo creo que la idea de la cara en las salsas se la afanó a Paul Newman. ¿Te acordás de las salsas de Newman, que lo inmortalizaban aun antes de morirse?

Nosotros supimos tener (bueno ... vino solo una vez a casa y fue suficiente) a un experto informático que antes de tocar el teclado hacía ejercicios con las manos y elongaba los dedos como si fuera a ejecutar la Tocata y Fuga de Bach (te lo juro). Se concentraba, cerraba los ojos, erguía la espalda y entrelazaba los dedos con movimientos espásticos. Si ese despliegue corporal le hubiera valido la invención de ... Google, no sé, lo consideraríamos tics de genio, pero dado que no acertaba ni con el enchufe de la máquina se quedó en la categoría de tremendo aparato, nomás.

Cómo disfruté el comentario de la Reina (tiene a quien salir, evidentemente). Me encanta la sobredosis de agudeza en un solo párrafo y de corrido (puedo imaginarme su nivel de energía).

Apreciado karma, no alejes nunca de Susú su espléndido látigo.

Besos de sábado a la noche disfrutándote.

MARIEL dijo...

P.S.: Volví a leer el primer párrafo del texto, porque es un portento. Me estoy riendo a carcajadas. Qué maravilloso que alguien reconozca así, sin vueltas, el deseo irresistible de mofarse y humillar a cierto tipo de sujetos, aun cuando se es de naturaleza afable y precordial. "Precordial", a patentar, anotemos.

Susana dijo...

Luka, veo que tenemos el mismo síndrome eruptivo. Aunque tendría que revisar mis apuntes de medicina (http://elcajondelospretextos.blogspot.com/2009/07/clase-de-medicina-etimologica-ii.html), mucho me temo que se trata de una gravísima manifestación idiogénica.

Llegados a este punto, he de decirte que creo que ya no tiene cura. Para tu consuelo, si es que puedes llegar a tenerlo, te diré que en este Cajón hacemos algo similar a una terapia de grupo entre los afectados.

Tocando ya otro tema, el látigo puede tener unas buenísimas artes, por supuesto. Es lo que espero de él cada vez que me enfundo el traje de cuero, ¿o qué creías? ;o)

Besos contagiosos!!

Susana dijo...

Jajaja, Imaginari, qué risa con tu comentario.

Pues como uno el karma se lo apaña como puede, y que venga aquí el lama que me pueda demostrar lo contrario, ese karma mío viene de que soy una de esas pocas personas que puede curar de su mal a los fantasmas, y como siempre le he tenido una tirada hacia la medicina... Pues nada, voy a la farmacia por los dolores de espalda, y a su vez voy curando fantasmagorías ajenas. Quid pro quo. Eso sí, voy a bajar las dosis de aspirina a ver si se me espacian los fantasmas!

(y por lo que pueda pasar, me rezo tres avemarías de carrerilla, a ver si puede ir limpiando karmas médicos y se me sirve un anticipo del paraíso).

Besos dármicos!

Susana dijo...

Kanela, de regreso a los ritmos pre-otoñales, entonces... Piensa que tiene sus cosas buenas (esos churumbeles que vuelven a las escuelas! esas temperaturas compatibles con la vida!), sobre todo con el Cajón, que igual te ve con algo más de frecuencia!

Me alegro de dulcificarte esa depre con alguna risa que otra. Tus comentarios también me animan los días más grises. Un abrazo y gracias, una vez más!

Susana dijo...

Mariel, cómo me he reído con tu pianista de ordenadores! Esa actitud del que debe reconcentrarse para apagar y volver a encender es el correspondiente gestual a la peor de las fantasmadas orales. Vigila con confraternizar demasiado con él, o te verás obligada a darle usos inesperados a tu propio látigo. Palabra de karma.

Mi Reina, Mariel, no entiende de sutilidades, jejeje. Una vez se toca el tema de Erre, no hay quién la pare! Creo que tiene un concepto de la justicia muy integrado, y su látigo se blande con una agilidad que ya hubiera querido soñar el definitivamente del todo en la adolescencia y tendremos que recoger los pedacitos de Erre...

El karma no me puede alejar de mi Pájaro, Mariel, porque para eso da una de cal y otra de arena. Tengo esa parte perversilla de Dr., pero no soy tan mala como para merecer únicamente Erres y seres con tiendas en mi vida!!

Besos agradecidos al karma...

Liquem Nuc dijo...

Entiendo que te quejes, pero no sé si sabes qué es haber estudiado literatura y no poder hablar de libros sin que te traten de elitista, no poder hablar de lingüística sin que traten de pancatalanista (ni saben qué significa esa palabra)... todo el mundo sabe de informática, sí... pero anda que de leer y hablar. No les toques al Tontobrown ni a la catedral (que noooooooo que es una iglesia) de las narices."¿Qué diferencia hay entre la apatía y la ignorancia? Ni lo sé ni me importa."

but, smile :o)