Graffitis de Bansky (sin comentarios)


.




























Graffitis en el muro israelí en Palestina





Actualización

(petición de GloRia)






A petición mía propia de mí misma - porque yo me lo merezco...

(para mayor disfrute de los que decidáis pasaros por aquí)



Otra del maldito muro

(con un par...)


Y una para daros ideas...


.

26 comentarios:

MARIEL dijo...

Sshhhhhhhh. Que nadie sepa quien es Bansky. No queremos saberlo. Queremos que sea, simplemente. Queremos que esté. Que se infiltre, que agite y que se guarde su nombre en el bolsillo. Sssshhhhhhhh.

imaginari dijo...

De bon matí trobar-me amb aquestes imatges que em provoquen somriure, ràbia, alerta, complicitat, rebeldia, entusiasme, tristor, reflexió...m'he despertat del tot. Em recorden als teus textos. Sou de la mateixa banda terrorista?

Susana dijo...

Mariel, creo que poco se sabe realmente de él, salvo su pseudónimo. Pero vale la pena saber de él a qué suena su grito. Muestra la realidad o su rompimiento de una forma que sobrecoge. Imaginarlo pintando en el muro palestino, arriesgando su vida, lo convierte para mí en un héroe del grito.

Callemos, como dices, dejemos que penetre su grito agitador por todos los rincones.

Gracias por estar ahí...
Besos de eco.

Susana dijo...

Imaginari, qué gran halago. Yo no alcanzo su magnífico terrorismo, pero sí comparto secta. Su decálogo espiritual sospecho que se parece al mío, y al de cierto imaginativo que encuentra motivos para el contagio y la comunión en este potente graffitero.

Besos mañaneros potentes.

LUG dijo...

El graffiti me resulta, como modo y manera de ser y expresarse, ambiguo. Se me revela como signo de caos y de tontería adolescente: necesidad de firma en la papelera rota, el trazo de pintura, la paliza al devalido o el corte de pelo en cresta rosa. Discuto con mi hijo sobre el caso y le aconsejo que se apunte a una academia de dibujo. Ni que decir tiene que no me hace caso(puto caso).

Pero el graffiti se me aparece a veces, como es el caso que presentas, como forma en el caos del mundo, como apertura de un muro que hasta que no aparece el dibujo, la letra y el color uno no sabía existente. Se había uno acostumbrado al límite, a la norma, a la porra en los riñones. Y el graffiti abre una puerta de percepción en la más pura línea de Huxley. Nota uno el olor a la pintura, la rapidez, el riesgo. La porra pasa o se transfiere, a los riñones del dibujante que se oculta en nombre y nos participa en un riesgo (el riesgo de no ver muros, ni porras ni guardias orinando)

El graffiti, ambiguo en mi percepción, corre dos riesgos: la tontería - la misma tontería que lleva a creer que cualquiera puede pintar un cuadro abstracto ( y quizás sea verdad) - y la absorción museística. En medio un espacio amplio que miro con curiosidad de aquel que, como decía Jethro Tull, es demasiado joven para morir y demasiado viejo para el r, n r.

Abrazo bicefalo para el fin de semana (¡Ójala llueva!)

Susana dijo...

LUG, qué buena la frase de J.Trull!! Me apunto rápidamente en ese espacio de las medias tintas. Probablemente por eso acostumbre a mirar los graffitis con desconfianza. Me quito el sombrero ante los (pocos) que me deslumbran, y el resto me parecen el efecto secundario de una enfermedad llamada adolescencia, que tiende al egocentrismo como el metal a un imán. Cuánto peligro!

Bansky es de los pocos que me deslumbran. Sus obras a veces me parecen poemas visuales, a veces panfletos (también visuales, cómo me repito), pero siempre tremendamente original y, como le decía de buena mañana a Mariel, con ese algo de grito que nos vacuna contra la normalidad de las porras o los muros (como dices tú). Ojalá el mundo se llenara de Banskys y se vaciara un poco de firmas ombligueras...

Gracias por pasarte y por dejarnos tu punto de vista, francamente interesante. Un abrazo a ambas cabezas...

GloRia dijo...

Me encanta Banksy , no has puesto un graffiti en el que sale la protagonista de la peli del Mago de OZ con un cestito y un policia con guantes de plastico registrandoselo , genial ,no solo me gusta por lo que pinta tambien porque sabe a Londres ese que era , es ??? underground...
Se dice que nadie lo ha visto nunca pintando un gra ffiti y que como arte callejero que es no cobra por hacerlos pero tambien se dice que en casas de esos que pueden pagarlo ya hay graffitis para ser admirados por unos cuantos, el mercado del arte es salvaje ya se sabe ... yo prefiero quedarme con la idea romantica de su anonimato.
Estoy ahi , no me olvido.
Besos, besos besos

Ramon dijo...

Bansky ya no es exactamente graffiti, es otra cosa. Puedo estar de acuerdo con LUG si nos referimos al graffiti adolescente, tipo VERO Y JESSI, LAS MAS MEJORES. Pero cuando el graffiti es un grito (desgarrado, terrible o simplemente irónico), sin llegar a la categoría de arte, se convierte en una forma de expresión enorme, potente. Pero te decía que Bansky es otra cosa. Recuerdo el graffiti que pintó en Barcelona, en Vallcarca creo, huía a la que olía un periodista. Esta forma de arte es absolutamente reivindicable. No sólo eso. Es necesaria. Devolver el arte a la calle. Como los artistas que en estos días están repintando el East Side Gallery de Berlín.
Si además ese arte es también grito y las pinturas decoran el muro de la vergüenza en Palestina, mira, ahí ya me quito el sombrero por el arte y por los cojones. Por las dos cosas.

Susana dijo...

GloRia, corazón, este blog baila de contento cuando apareces. Bendito Bansky, que te ha traído esta vez. Se lo sumamos oficialmente como otro de sus grandes méritos.

Es complicado el tema del arte, y especialmente el del arte callejero. Si pienso en el graffitero-artista, que debe trabajar en una línea de montaje porque nadie le va a pagar ni las pinturas que gasta, mientras que puede "utilizar" a esos snobs forrados de pasta para vivir de su arte y dedicarse únicamente a ella, tengo mis dudas de dónde está lo ideal, lo adecuado...

De Bansky se publicó su identidad (ya ves tú) con grandes titulares en diversos diarios hace un tiempo. Es tremendo, cuando él siempre ha querido mantener su anonimato y seguir haciendo su vida, para lo que el intercambio con los medios (como entrevistas) siempre se han hecho a través de una especie de agente. Me pregunto qué y quién gana diciendo que es un tal Johnny Smith, Pepe García o Don Nadie. Un verdadero asco. Y siguiendo con lo que dices, me sorprendió tremendamente comprobar que Ikea sacaba muebles con copias de algunos de los graffitis de Bansky. No sé si con su permiso, ni sé si con sus derechos de autor correspondientes. Sé que no es lo que esperaba de su irreverencia...

En cuanto a Mago de Oz, la foto que pude encontrar no es muy buena, desde luego, pero he actualizado la entrada, y la he subido. De paso he subido otras pocas, que se me quedaron en el tintero, porque siempre tengo la manía ésta de seleccionar un poquito, y la verdad, se verán mejor o peor, se podrá valorar más o menos su habilidad, pero lo cierto es que vale la pena ofrecer más material, que al menos hace que quien se pase por aquí sonría, se contagie de su rabia o, como poco, reflexione un rato.Como decía Imaginari en su comentario.

Gracias (mil!!!) por tu contribución, y por seguir tan auténtica y tan guerrera como siempre. No sabes qué alegría encontrarte aquí!

Susana dijo...

Ramon, una vez más, no hace falta decirlo, estamos del todo de acuerdo. Bansky es arte, es reivindicación, es calle y es imprescindible.

¿Serán los blogs una forma de arte callejero?, ¿de pensamiento callejero? Que las ideas circulen libremente, que se hagan grandes como una bola de nieve cuando no se detiene, y arrasen con lo que nos degrada...

Gracias, querido Ramon. Nos mueves las ganas de seguir buscando...

Un abrazo

Mundo Aquilante dijo...

Maravilloso, gracias. No lo conocía.

Saludos desde Mundo Aquilante!

Susana dijo...

Querida Mundo, cómo me alegro de que te hayas pasado por aquí y de que, además, te hayan gustado los grandes gritos de Bansky.

Después de haber coincidido en algunos blogs queridos, yo también paseé por el Mundo Aquilante. Incluso por algunas recomendaciones encendidas que surgían de él. Y también me quedé fascinada con sus gritos y con sus poemas en prosa. Es un honor que te hayas dejado caer por el Cajón.

Gracias por venir y gracias por tu comentario. Un abrazo.

MARIEL dijo...

La actualización es extraordinaria. Propongo patentar el "actualizado a petición propia mía de mí misma, porque yo me lo merezco". Sos única, realmente.

Susana dijo...

Mariel, es como si a la pregunta infatil "¿Quieres jugar conmigo?" siempre dijeras "sí". Como hacen los grandes amigos-niños, con los que se puede hasta compartir la merienda-premio.

Toma la mitad de mi pan con chocolate. Acabo de volver del Pájaro, y de descubrir que soy una jirafa, de cuello largo para tratar de alcanzar tu vuelo. ¿Sabes qué? Que mi chocolate te lo doy entero... Y te debo un 'gracias' de tamaño jirafa...

Stalker dijo...

No es graffiti, sino arte subversivo. Se desborda de la clasificación.

¡Incomparable!

Susana dijo...

Stalker, querido, me alegro de que lo desbordes para destitularlo.

Tus aplausos para Bansky, desde esa esfera de lo siguiente en que habitas, es música de la grande para el Cajón.

Un abrazo!

Portinari dijo...

Brutal. Me han arrollado.
Yo también me cuelo en tu acogedora casita :)

Susana dijo...

Bienvenida, Portinari. Me alegra verte en el Cajón.

Es tal como lo dices: Bansky arrolla. Gracias por dejarte arrollar y por contarnóslo. Es un placer que llenes el Cajón con tu arena.

Un abrazo!

Susana dijo...

Portinari, por cierto, te he enlazado en el apartado de los preferentes. Espero que no te moleste...

Besos enlazadores.

Portinari dijo...

Me halaga que me enlaces, no me pidas permiso :) yo también te he enlazado, hace tiempo y sin avisarte, siento esto último si te parece que debería habértelo comentado, pero me uní tu cajón sin más pretextos ;)

Un saludo de buenas noches, y encantada de estar aquí y de que estés allí cuando quieras.

Susana dijo...

Jajaja, Portinari, es todo un honor que mi Cajón ronde por tu blog, evidentemente! Gracias por enlazarme. A ver si así aprendo algo de italiano ;o)

Un beso y muchas gracias!

Kanela dijo...

Una de cal y una de arena. Me ha encantado lo que hace este hombre. La chica de Hiroshima con mickey mouse y el payaso de mcdonals es impresionante.
Que buen descubrimiento!
Besos

Susana dijo...

Me alegro de que te haya gustado Bansky, Kanela. El graffiti de la imagen clásica de la niña huyendo del cataclismo con dos iconos tan yanquis a mí también me impresionó mucho.

Gracias!

Un beso y feliz semana!

Blanca Andreu dijo...

Me he pasado por aquí para devolverte la visita y esto es lo primero que ha cargado tu blog. Me parecen fabulosos.

Susana dijo...

Blanca, es un gran honor verte por aquí (además de una gran prueba de tu inteligencia ;o)). El Cajón se ha puesto sus mejores galas: forro de terciopelo rojo en el interior y graffitis de Bansky de comité de bienvenida.

Me alegro de que te hayan gustado. Subversivos, implacables... tan como yo quiero ser de mayor!

Un abrazo y mil gracias por pasarte!

@ntO +++ dijo...

q locooooooo