Aclaración urgente

.

Magic garden, Klee.
.
Durante muchos años escribía a mano. Llevaba siempre encima una libretita, y en ella anotaba cosas que me llamaban la atención o mis ocurrencias; en ocasiones hacía dibujos. Así fui llenando libretas, siempre con letra minúscula y que, estoy casi segura, sólo yo podía entender. Cada libreta acabada iba a parar a un cajón del escritorio.

Más adelante llené cuartillas de papel escrito a máquina. Una cantidad considerable. Todos aquellos papeles no tenían más futuro que acabar en el mismo cajón. A veces tomaba un escrito y con él recordaba la intensidad de tal o cual evento o momento vital. Ocasionalmente retocaba alguna cosa, pero las más de las veces, el sentido último de todas aquellas frases que se engarzaban en lo que quizás un día pudieran ser textos, era seguir dormitando en el cajón.

Cuando, animada por mi querido Ramon, decidí abrir mi puerta a la red, me pareció que este rincón minúsculo no podía llevar otro nombre que el de un Cajón, con la diferencia de que esta vez podía abrirlo quien quisiera.

Pues bien, toda esta introducción es para aclarar lo que no es en absoluto este cajón. Y es que está sucediendo algo que me tiene alarmada y que no tenía en absoluto previsto. El error es todo mío, que no tuve la precaución siquiera de acudir al diccionario para verificar la claridad de mis intenciones.

Y es que desde hace unos días están acudiendo al blog verdaderas hordas de buscadores de alguna imagen de Michael (o Mikael o Maikol) Jackson (o Jakson o Jazon) en su ataúd (“cajón” para buena parte de la América Latina). Los hay que no se contentan con fotografías o vídeos (que son la mayoría), sino que quieren saber cuándo se adquirió, cómo es, cuánto costó y todos los detalles al respecto.

Google que, como ya he comentado en alguna ocasión, está repleto de buenas intenciones pero no se corta un pelo a la hora de engañarnos, remite a estos pobres buscadores a la entrada sobre el (desde mi punto de vista) endiosado Michael Jackson. Me imagino a montones de decepcionados al entrar, que seguro que recorren el post en busca de fotos del cadáver de marras. Francamente, si buscaran flores o mensajes de autoayuda, por decir algo, no me parecería una urgencia hacer tantas aclaraciones, pero tratándose de ver muertos, os ruego a los habituales que entendáis mi necesidad. Ahí voy:

- AVISO IMPORTANTE: en este blog NO vas a encontrar fotos de Michael Jackson ya cadáver. En este blog NO vas a encontrar fotos de ningún cadáver. En este blog NO vas a encontrar ninguna imagen de ningún ataúd, cajón o como lo quieras llamar. En este blog nos gusta ocuparnos de otros temas, pero aun así, te aclararé cuanto pueda las cuestiones que te interesan:

- Michael en vida ya parecía como mínimo un fantasma, así que será más o menos como verlo vivo pero sin mascarilla y con los ojos cerrados, cosa que no debe de afectarte mucho porque solía llevar las gafas oscuras.

- Si el ataúd lo eligió él, no hay tu tía: será hortera hasta las trancas. Tendrá sus méritos, vamos a concedérselo, pero el buen gusto nunca fue una de sus virtudes. Para qué hablar acerca de la sobriedad…

- El ataúd, sea como sea, te aseguro que es carísimo. Mucho más caro de lo que tú y yo vamos a ganar durante varios años. Es más, no estoy segura de que en esta entrada me quepan los ceros del precio.

- Y, por último, ¿no te has planteado buscar fotos algo más edificantes? No es por deprimirte, pero el mundo (concretamente, la vida) está lleno de cosas bellas, y lo tuyo no sé si tiene explicación psiquiátrica o es sólo morbo, no sé si eres tú el raro o es lo natural querer ver los muertos ilustres. El caso es que si haces un recorrido por las imágenes del blog es posible que encuentres pinturas muy sugerentes o fotografías fascinantes (casi ninguna hecha por mí, aclararé), y hasta cabe la remota posibilidad de que tu próxima búsqueda sea para ver más imágenes de Klee, Chagall, Jordi Pascual o Soutine. De ahí que haya puesto como muestra una pintura de encabezamiento: no tiene nada que ver con el tema, pero es que queda taaaaan bonita. A ver si lo intentas...


Ya está, uf, qué alivio. Fíjate que hasta me ha hecho plantearme nuevas metáforas con el blog: el Cajón (como ataúd) de los pre-Textos: se han acabado los pretextos; o bien, esto es la muerte de la literatura; o la premuerte de los ataúdes; o bien que si no se alcanza el texto, el pre se muere, o...
.

9 comentarios:

MARIEL MANRIQUE dijo...

Desopilante. Susana, ¿alguna vez pensaste en publicar tus crónicas? No es justo privar a tanta gente de esta muñeca prodigiosa, entre otras cosas, para el sentido del humor. Fijate que los topos están en sintonía. Stalker subió, como vos, a Klee. Me voy a dormir deseándote un viernes sereno y luminoso. Besos sonrientes.

Susana dijo...

Mariel, Stalker escogió para su entrada de hoy uno de mis cuadros favoritos: el que usé para simbolizar el puzzle de colores que me bulle dentro. Él usa el globo para encaramarnos para tener vista sobre el laberinto, y a mí me sumerge en el mío, pero con una mayor aceptación. Como la que me da, por ejemplo, el sentido del humor. Celebro que lo aprecies y me animes tanto. En esta etapa siento que huyo de lo más reconcentrado, no para no mirarlo a los ojos, sino para evitar contagiarme. Como una cuestión de supervivencia...

Un beso de viernes de cielo oscuro, que tú has venido a iluminar.

Ramon dijo...

Hay que ser positivos. A parte de las risas inevitables, convertir tu cajón en metáfora de la muerte de la literatura es portentoso. Lo suscribiría Vila-Matas, por ejemplo. Y tantos otros.
En otro orden de cosas, tu descripción tan cruda me ha hecho imaginar por primera vez, solo nunca hubiese osado, a M.J. en su cajón. Esa imagen tan plástica me acabará provocando pesadillas, estoy seguro. Así que daños y perjuicios... ¿Has pensado ya, visto que creas un blog y este acaba andando solito, en la posibilidad de alquilar los servicios de un bufete de abogados?

Bashevis dijo...

Jajajaja, malditas asociaciones de Google. Pues yo me pasaba por aquí todas las tardes esperando encontrarme en la próxima entrada unas fotitos del bueno de Michael enlatado :(

Asi que nanai, no? Nada de muertos :)

Menudo mundo, Oh dios.

Susana dijo...

Ramon, si por daños y perjuicios aceptas, pongamos, una cerveza, asumiré con dignidad esa amable derrota. Pero en cualquier otra circunstancia me niego rotundamente a asumir como mías las culpas de ese pensamiento!! Yo soy la víctima!! Te bastaría echarle una ojeada al Feedjit (el gadget de tráfico, que por lo demás es muy divertido) para ver cómo cada día entran un mínimo de 10 o 15 personas buscando imágenes cadavéricas -hoy, sin ir más lejos, hay quien sube las apuestas: quiere ver el cajón abierto de Diana de Gales!!! (espero al menos con que no cuente en verlo a día de hoy!!)-. Los otros dos o tres que entráis sí que ya sabéis a lo que venís, pero no puedo con tanto pressing. Era hacer el aviso urgente o dejar el blog para montar una funeraria!

Pero tomo nota de tu idea de los abogados, que cuando pongo verdes a los fachas, a los curas o a la monarquía siempre lo hago tocando madera ;o)

Un abrazo

Susana dijo...

Bashevis, tu quoque, fili mi!

Aquí no hay más muertos que los de risa y, a veces, según las horas, los de hambre. Y M.J. ya dio bastante la lata en vida como para tenerlo por aquí frito y enlatado! Ni que fuera un tomate para salsa!

El mundo está fatal, Bash, no hay duda. Sólo me queda una posibilidad optimista: que toda esa gente entre aquí querría decir que NADIE haya tenido la feliz idea de reproducir tan edificante imagen. El mundo aún puede ser salvado... Oremos.

Gracias por tu simpático comentario!

Stalker dijo...

Susana:

hacía mucho que no me reía tanto. ¿Será posible? Tan sólo cabe desear que algún frustrado al no encontrar lo que buscaba se quede prendado de alguno de tus tesoros y lo considere un pre-texto para un viaje interior...

Cosas veredes, y sufriredes ;)

Besos

Susana dijo...

Stalker, el mundo sólo se puede ver así: como un motivo para llorar o como uno para reír. Mejor que nos lo tomemos por el lado bueno, que llorar por los buscadores de cadáveres me da mucha pereza...

Sobre si alguno se interesará por lo que encuentre -aunque no sea ni tan blanco ni tan frío ni tan rígido-, no es que no quepa la posibilidad, pero a priori no parece demasiado compatible. Aun así, gracias por tu comentario y por esa idea tan calidita.

Un abrazo

imaginari dijo...

Eso te pasa por meterte en la muerte de los demás. ¿Te dió alguien lápiz en ese entierro? Te equivocaste de entrada, tendrás que salir por la puerta de atrás, si lo intentas por la principal no te van a dejar salir los que siguen entrando continuamente. Hay nombres que al pronunciarlos, como el "abrecadáver" , se abren puertas a lo esperpéntico.
Mejor abrir cajones literarios, y si son los tuyos, mejor.