Mujer valiente

.




.
Lloraste su desdén hasta permitir la deshidratación completa de tu entraña. Se te agotó la mirada de tanto mar como alojaste y tanta ola como te ahogó. Tocaste fondo. Y creíste que aquello era tu horizonte. Te dolió el amor. Y te creíste débil y te olvidaste de ti. Se hincaron los cardenales en tu alma como muescas de su navaja.







Lavando sus marcas te supiste sola.
Y también lloraste por ti, porque consiguió que te perdieras, que no te creyeras más que las hojas secas de su camino. Más que el polvo que se levantaba a su vuelta, en el anochecer de su vileza.
Pero tu lágrima, al tiempo que te enjugaba por dentro, secó tu corazón, consumió tu sangre, enflaqueció las fuerzas que te quedaban para sostener a tu niño.





Proferiste el grito de la estatua. Cantaste en silencio la melancolía de lo que pudo ser. Adivinamos tu mano en esa sombra.
Vives.
Aunque quisiste ser serpiente para escupirte veneno en el corazón.
Aunque quisiste habitar el cementerio que te habitaba.
Vives.
Creíste romperte para siempre.




Pero lo mejor de las lágrimas es que un día se acaban. Y a pesar de que aún no puedas notarlo, le han puesto contrafuertes a tu flaqueza. Y tus ríos del alma desembocan en el océano de todos, que te esperamos para volar contigo.






A esa mujer valiente, que va a huir de su infierno aunque sólo sienta el vacío. A esa mujer que somos todos cuando la asustan por las noches, cuando se traga el grito para que no despierte a su niño, a esa mujer que va a cruzar el umbral para sentir miedo sólo de su pasado. Y que sus lágrimas son más negras que la luna nueva, cuando promete resurgir.

(Teléfono contra el maltrato: 016 – no deja huella en el teléfono ni en la factura:
aún puedes volver a ser libre. “Nos duele a todos”)

5 comentarios:

imaginari dijo...

uff! m'ha impressionat aquest text, el dolor que desprèn, malgrat tot, deixa una escletxa d'esperança.
Gran ballarina la Sol, molt expressiva, com Amália. És la part que em sorprèn i fascina del esser humà, la capacitat que te per expressar els sentiments amb llenguatges tan diversos.

Stalker dijo...

Me gusta esta alianza de entrada poética y reivindicativa. Al llegar al teléfono contra el maltrato, un vuelco. Queda tanto por hacer.

Abrazos

MARIEL dijo...

Construiste una piedra facetada, Susana, para hablar de la valentía de la mujer, que es sinónimo de belleza. Cuando canta, cuando baila, cuando escribe estos textos y cuando deja de ser estatua para denunciar al verdugo. Sé que en España las estadísticas de violencia doméstica son muy altas. En Argentina posiblemente integren una de nuestras estadísticas negras e invisibles. Siempre la asocio, en España, con la tauromaquia y los Sanfermines. Los ojos inocentes de las víctimas se parecen. Besos y dulce viernes.

rosa dijo...

I ella li va dir me´n vaig perquè no em tractes bé. ell no ho enten encara. "totes les parelles discuteixen". Ella de fora una dona decidida i ferma i per dins....molta por i tristesa per haver-ho entregat tot a qui no s´ho mereixia. No va ser fàcil. Té clar que mai més ningú li perdrà el respecte ni li aixecarà la veu. Mai més. No hi ha cicratius pitjors que les de l`anima. I la seguretat costa tan de recuperar....
I ella ara sap una cosa, que la vida té tan colors per gaudir...i persones amb qui fer-ho...

bona tarde de divendres

Susana dijo...

Imaginari, es lo que pretendía abordar. A veces sólo puede aprenderse a nadar tras el naufragio vital.

Tanto da cómo se aborden las cosas, con qué lenguaje, con qué codigo. Cuando el dialecto es del alma, atravesamos cualquier frontera que se nos imponga...

Stalker, queda tanto por hacer, como tú dices, y coincide que una quisiera ponerle la tilde a la A de tAnto. Hago poco o nada. Pero cada tanto, si los alcanzamos con nuestras tildes... si causamos vuelcos de cuanto queda por hacer...

Mariel, qué fantástica tu imagen. Ojos de violentada, como ojos de animal torturado por placer, sin sentido. Mientras exista una sola mirada, no debe haber descanso para el hombre...

Rosa, ben-tornada. Li dónes la força que li falta a aquesta dona amb la seva condemna. Em quedo amb el teu final de la història. Alhora que es desfa es reinventa. Tots hauríem de donar-los-en forces, nassos, ovaris, o com vulguis dir-li. Com tu. Gràcies de nou per aterrar amb la teva vitalitat (com se'n deu dir, de la vitamina que ens dónes? Vitamina D de dona; vitamina F, de força, de fonamental). Petons punt-G de gràcies, per a tots els que poseu els contraforts del Calaix.