Tres vestidos negros

.


Veo mi bandeja de entrada nuevamente vacía de ti. Como ayer. Y finjo para mí que te acobardas. Que el amor es un abrigo que te queda demasiado grande. Y finjo para los dos que soy de importancia capital para ti, que a veces me achicas con sólo pensarme. Y me hago un carajillo largo para rellenar de whisky barato los huecos que dejas. Para que al beberme mis lágrimas sepan a tus besos ebrios. Gruño como un doberman solitario. Como un gato arisco en celo. Ladro tu ausencia en mi bandeja de entrada y en mis besos ebrios de recuerdo.
.
* * *

La vida que monto se encabrita a veces. Galopa con fiereza; sin duda, quiere hacerme caer de sus lomos. Pero llevo estrellas de metal en la punta de mis botas, y me agarro con una fuerza descomunal, las hinco en sus carnes enarboladas. Aunque siempre soy yo la que acaba por sangrar.
.
* * *
Cuanto más me apremia la vida, más gruesa se hace la huella que sombrea mis ojos. Más negra mi mirada, y más resentimiento conservo en contra de lo que merezca mi ira. A veces, recibe aquello que no lo merece. Dejad que me lamente a solas. Mis lágrimas os llenarían de kahal. Como un tronco que ha convertido parte de su vitalidad en brasa, tiznaré cuanto se arrime. Rezumo carbones embrutecidos. Escupo serpientes negras. Qué bueno fuera a veces sólo rebuznar. Por piedad, aturdidme, entontecedme, llenadme de atolondramiento, de bobería y de ofuscación. Daltonizadme para que no distinga este oscuro que me ahoga.
.

15 comentarios:

Mme.Gesica Demot dijo...

Un páro chino me trae a tu cajoncito y te invito al vestidor a ver si encontramos unos vestidos floripondios que nos saquen esta pena.

Un beso.

Susana dijo...

Madame, todo lo que trae aquí el Pájaro de China, cuanto acerca o aquello que piensa o escribe, es recibido con los brazos abiertos. Siéntete como en casa. ¿Qué toman las madames? es que estoy desentrenada... Mejor aún: sírvete lo que quieras mientras me pruebo algunos vestidos que me favorezcan. De hecho, siempre me sienta la mar de bien salir a ratitos de los momentos de las penas. Corro a tomarme la receta de Mariel y la tuya, que seguro que me hace bien! Gracias por pasarte, y gracias a mi pajarito por traerte...

Un abrazo

MARIEL dijo...

Mme. Demot: En esta casa siempre suena música que resucita hasta al corazón más desvalido.

Mi Susú: Te quiero profundamente y la belleza que me das es oxígeno, es lo que quiero decirte hoy. Salgamos juntas a buscar vestidos de colores que juntas los encontraremos.

MARIEL dijo...

Susú: Lustro las estrellas de metal en la punta de tus botas y te paso mi lápiz kohl, por si se te acaba el tuyo. Pero para que lo empuñes como una guerrera. Yo no sé vivir sin ese lápiz que sombrea mis ojos.

MARIEL dijo...

(Hasta en eso teníamos que parecernos)

Susana dijo...

Mariel, mi infatigable compañera, mi a veces 'alter ego' tres paradas más allá del bus, tres escalones más arriba de la escalera, tres planetas más cerca del Sol para ser el propio sol que ilumina los Cajones de tardes sombrías...

(Hoy 'robé' una cosa para ti! ahora te la mando; no es un pastel, pero la acompañaré de toda la dulzura de que sea capaz).

Besos gaseosos, que quieren convertir los carbonos en oxígenos al cuadrado para cuando los puedas necesitar...

Kanela dijo...

Cuando escribes csoas asi se me queda una cosa en la garganta! Mme. Gesica Demot si es la 1a vez que pasas por este blog te recomiendo que para hacerte una idea investiguers un poco ese sentido del humor genial que tiene la susodicha.Perdona si me meto donde no me llaman es un defecto que tengo y aunque esto no digo yo que sea malo pero es mucho menos divertido. Ya lo he dicho ea. Ahora si, abrazos.

Susana dijo...

Kanela, no sé si nombrarte mi representante o matarte un rato ;o)

Sé que a unos cuantos no os gusta cuando tengo un día más oscuro. Tú tienes el defectillo de que te metes donde no te llaman (que, en tu favor, diré que siempre he visto con buenas intenciones) y yo el de ser un tanto bipolar. ¿Qué vamos a hacer? Por mi parte, intento disimular riéndome de mis negruras lo primero, pero cada tanto, lo confieso, me tienta vestirme de negro de arriba abajo. Trataré de sacarte una sonrisa en breve, ¿vale? Que poco que pasas por aquí últimamente, no es cuestión de "asustarte", querida Kanela...

Un abrazo, y gracias por tu sinceridad.

Susana dijo...

Mariel, salgo a buscar vestidos de colores, alegres, llenos de vida, para que nos los pongamos hoy. Los llenaremos de oxígeno, de cosas bellas y de grandes recuerdos. Y brindaremos por las vidas colmadas y por las misiones cumplidas. Por el movimiento de las aguas, especialmente el de las más cálidas. Por las miradas radiantes, como la tuya.

Un beso, en fase de buscar bonitos colores que compartir contigo.

Liquem Nuc dijo...

Casi nunca oscuridad es ausencia de luz. En cualquier caso perder y ganar no distan mucho el uno del otro. Empatar es no jugar. Avanzas y es bueno, retrocedes y puede que sin saberlo estés cogiendo carrerilla para saltar más lejos. Mi enhorabuena por los días buenos, los malos y por tu último post...
M'ha agradat molt.

Susana dijo...

Liquem, com m'alegro que t'hagi agradat. A tu, que et bull la força dins de cada un dels teus termes...

Días malos, de enfadarse con el mundo, de vivir con injusticia el trato de la vida. Pero como en el yin y el yang, quizás cuando el negro se ensancha y parece tomar completamente la forma, es cuando surge el germen del color claro. Tomemos carrerilla entonces. Toquemos fondo como una forma de tomar impulso. Perdamos una y otra vez como forma de gritar que no queremos ese empate de la renuncia. Me proclamo oscura, pero albergo una promesa de colores, que pienso sacar en cuanto el mundo me lo haga posible.

Y tu comentario me deja envuelta de un principio de gris-perla ;o) Gracias!

imaginari dijo...

Ai! Susana, com m'arribes a emocionar!
La imatge, magnífica, has escollit un passadís amb una finestra oberta a la llum, bon presagi. I bon exercici exorcitzant, amb la teva prosa fas net de mals pensaments, transformes la negror en un tel que transparenta els teus sentiments més profunds, els comparteixes i ja no seran tant auto-corrosius.
Punset deia que sacrifiquem la immortalitat per a ser quelcom únics i diferents a la resta. Això comporta sofriment, una mort lenta que contrarestem amb la creació continua de noves formes, idees, escrits, imatges, etc,etc. Un do que tu tens i que t'agraïm, els comentaris que provoques son un exemple. I no sé què m'agrada més, si la entrada o les respostes als comentaris. Ambdós.
Et penso.

Susana dijo...

Imaginari, siempre me impresiona la relación que tienes con las imágenes. Es verdad que a veces me siento más oscura que la propia negrura. Negra al cuadrado. Veo la luz, sé que existe, aunque sienta que no la alcanzo.

Pero te alcanzo a ti. Que me piensas. Que ves la transparencia de mis palabras y las vives como el antídoto a la muerte lenta que siento en tantas ocasiones. Y me haces sonreír...

Un beso, de oscuros labios pensantes...

Kanela dijo...

Imaginari ha dicho una cosa que yo he pensado con mucha frecuencia, que hay veces que de los comentarios que haces tendrias que hacer una nueva entrada. Los hay que te salen de un inspirado!Por cierto, que no me asustas con tus vestidos negros, que tambien me gustan o me impresionan muchas veces. Pero si es verdad que casi siempre espero encontrarme un escrito de aquellos tuyos potentes y con mucho sentido del humor. Es de lo que mas propaganda te hago entre mis amistades, que lo sepas.

Susana dijo...

Kanela, querida, tú e Imaginari sois muy amables, pero los comentarios con mucha frecuencia surgen muy improvisadamente, siempre como forma de agradecimiento a los que os detenéis a contarme vuestras impresiones, así que tengo una buena colección de comentarios infumables. Eso sí, hechos siempre con todo el cariño.

¡Me llega al alma que hables de mis textos con tu gente! Tienes una ronda pagada y, ahora me va fatal pero quién sabe, puede que un día tengas hasta comisión! ;o) Gracias, amable Kanela.