Materia poética (Carta gráfica para que todo siga igual)

.
Digo que amo la poesía,

Pero cada tanto,

(Una vez al día)

¡qué fastidio de blandura!

Miradas labios olvidos

Soledad

lo oscuro

y mis anaqueles.





Dónde escondí la celebración,


El gesto


La alegría


El sol

El niño que canta

O el recuerdo de aquél

Tan buen masaje

Un domingo por la mañana.




Digo que amo la poesía,

Y a lo mejor por eso

la aparto de lo feo.

Virus porcinos asesinando humanos en América

(¿acaso puede haber algo más feo?)

“Hoy es un gran día.

Inauguramos una pandemia. ¡Viva!”

Celebran los laboratorios.

Gazas (que viven en el recuerdo más reciente,
agazapadas de puro desaliento

Dolores (poco metafísicos)

Horrorosos bajitos

De bigotes obscenos

Proclamando su infalibilidad

(¿cómo? ¿merecen

una helmintiasis?)

Viejas plastificadas,

Luciendo diamantes de pura sangre

Y pieles de asesinato con caché

Linces a los que equivocaron su ubicación

Putas sin dientes

Y con caries en el alma

África muriendo de amor

De amor sin plástico, que ya se gastó,

Hipotecas despeñándose

Sobre familias maniatadas

Luces apagadas

diez minutos

Como si eso fuera a salvar el mundo

De tanta ambición.

Y un Papa que reza a Santo Dúrex,

Para que le salve de su mentira,

Si puede ser, a comisión.


“Todo está controlado”

Proclaman

“Es culpa de ellos”

(¿tiran la primera piedra? Qué valor.)

Urge salvar banqueros

Que cuatro millones son nada

nada de nada, como nada el tiburón

Y como nada el pez chico

Que sigue sin comerse al grande

Porque no dejan que vea

Que mil chicos podrían,

Que tienen tamaño Himalaya

Y no habría bestia parda

con bigote obsceno ni con barba acobardada,

Que se les resistiera

Si pudieran

Si quisieran

Si supieran

O les dejaran poder, querer, saber.


Por eso hay que decir, querida poesía,

Aunque sea un terrible fastidio,

Nútrete de blandura

De belleza

De mal de amores,

del color de los cerezos

Que te importe la soledad

Que te afecte lo oscuro.

Porque si sales ahí fuera

Temo que gane el pesar.

Y mueras de tristeza.


5 comentarios:

Ramon dijo...

Tú no te preocupes por la poesía. Ella está acostumbrada al frío de fuera...
Molt maco, Susana.

imaginari dijo...

El dia "ruful" d'ahir impregna aquesta poesia de tristor. Jo soc un ignorant lector de poesia, això em fa ser un optimista mal informat.
Avui surt el sol, com serà la teva poesia?

Susana dijo...

Ramon, qué suerte la de la poesía: yo no consigo acostumbrarme a tanto frío, y un día tras otro se me pone la piel de gallina y ando helada de aquí para allá. Gràcies per ser una estufeta comfortable...

Imaginari, tant de bo pogués preveure si se m'acostarà avui la poesia, i quin vestit haurà decidit posar-se. Deu ser part del seu encant seguir, des de sempre, tan misteriosa. Potser el sol l'escalfi una mica, i busqui llavis, mirades o amors que vindran. Segueix optimista, i acosta't a la poesia com qui s'acosta a una pintura, més amb el cor que amb la ment. I que l'art dels seus colors et dugui allà on vulgui... Gràcies per la teva aportació!

Mireia dijo...

Per ser un dilluns no està malament!!!!!
Guapi, tu que en saps tant de tot, per què no escrius alguna cosa del dia de la madre, si, si en castellà, alguna cosa crítica, of course!!!!, vaja com si fos jo.
Espero amb candeletes el proper diumenge, un dia dedicat a mi per ser mare, quina tonteria, a ver que joya de la corona me van a regalar!!ja, ja, ja!!!
Un te quiero mas que ayer o menos que mañana (o era el reves), va animat avui que fa solet, però potser fora millor anar a fer el vermut, clar que ja no són hores.
petonets.

Susana dijo...

Hombre, Mireia, si ya no te escondes tras el anonimato!! Ya vas dando la cara, y eso que pides texto personalizado! ;o)
Amb quin gust m'hagués apuntat avui al vermut de què parles, guapa. Les nenes que passin de joies i de cartes de te quiero pero mañana más i et convidin a un bon vermut! Se les ha d'ensenyar al més aviat possible!
Petons, simpàtica!