Mi opinión sobre la gripe A III: al borde del desastre por nuevas 'casualidades'

.


Hemos hablado de las 'casualidades' que presentaba el virus de la gripe A. Vamos a seguir con otras cuestiones igualmente importantes.

Por ejemplo, mucha gente se pregunta cuál es la perspectiva actual. Para empezar, lo más habitual es que el diagnóstico sea clínico; es decir, en función de los síntomas que presenta el paciente (recordemos que los síntomas son similares a los de otros virus respiratorios); hay países en que incluso se diagnostica incluso por teléfono o mediante comunicaciones en línea. Y es que desde el mes de julio la OMS hizo la recomendación de dejar de hacer pruebas de laboratorio para la gripe A (dijeron que "no hacía falta"). Hay países, no en todos, en que se hace una extrapolación mediante unos cuantos pacientes afectados. En muchos otros, si hay síntomas se considera la gripe A como causa, sin más verificaciones, ni siquiera en unos pocos pacientes. Es decir, que los datos que se ofrecen únicamente son estimaciones.

Para seguir, el único tratamiento médico que se prescribe –además de aquellos que afectan únicamente a los síntomas, como paracetamol, ibuprofeno, etc.-- como en la mayor parte de casos de la gripe común, son antivíricos. En otras ocasiones ya he comentado que la patente del principal antivírico recomendado, el Tamiflú, pertenece a Gilead Sciences Inc., de la que es uno de sus principales accionistas el ex secretario de defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld. Por tanto, ésta es una de aquellas ocasiones en que se prueba la relación entre industria y política. Pero una vez ya sabemos quién se beneficia de este tratamiento, ¿sabemos cuáles son los beneficios de la administración del fármaco en el paciente? En el mejor de los casos, la medicación acorta los síntomas poco más de un día; en el peor (hablamos de beneficios), no afecta de ningún modo. La media es de 0,75 días, y no influye en la posibilidad de complicaciones debidas al virus. El Tamiflú se ha estado administrando indiscriminadamente durante meses, hasta que se empezó a hacer caso del estudio que publicaron en el prestigioso British Medical Journal y que evidenciaba que los efectos adversos observados en los pacientes eran superiores a los leves beneficios que se obtenían con el fármaco.

¿Por qué se producen estos efectos adversos? Tamiflú es un fármaco inhibidor de una enzima, la neuraminidasa, que dificulta levemente la progresión vírica; pero esa enzima es imprescindible para la salud humana. Así, en una primera mirada al Diccionario ilustrado de términos médicos en la red (aquí o aquí, por ejemplo), encontramos que el déficit de la enzima causa la enfermedad denominada sialidosis. Este trastorno puede causar múltiples síntomas, entre los que encontramos esplenomegalia, alteración de la facies (del rostro), pérdida de agudeza visual, mioclonías, retraso mental, ataxia, convulsiones, cifoescoliosis, disostosis múltiples, enfermedad pulmonar restrictiva, valvulopatías, arteriopatía coronaria por depósito, miocardiopatía, hepatoesplenomegalia, obstrucción de la vía aérea superior y angioqueratomas; finalmente, puede ser también causa de muerte precoz. Eso no significa que todos los pacientes que han usado el fármaco contraigan la enfermedad, pero sí que puede causar gravísimos efectos adversos y que parte de los que lo toman corren el riesgo de contraer sialidosis, mientras que, como beneficio, sólo obtendrán unas pocas horas sin síntomas gripales o, usado como preventivo, la disminución del riesgo de contagio únicamente mientras se esté manteniendo el tratamiento. Si se ponen en una balanza los riesgos por el fármaco frente a los posibles beneficios, parece evidente que no se debe administrar más que en casos muy contados, y en ningún caso en niños muy pequeños, embarazadas, o pacientes con enfermedad cardiaca y/o respiratoria.

Aun así, sólo en España hay Tamiflú para administrar 11 millones de dosis. Imaginemos en toda Europa. Imaginemos en EE.UU. o en América Latina. Imaginemos en todo el mundo. Aunque los prescriptores y los propios pacientes sean más cautos a la hora de indicar o solicitar el medicamento, la compra ya se ha llevado a cabo y, por tanto, Gilead y sus accionistas han vuelto a llenar sus arcas.

Pero la perspectiva empeora. Ha llegado octubre y, con él, la amenaza de vacunación masiva. Son muchos los países que ya han precomprado las dosis de vacuna. En España, para empezar, ya se ha encargado medicación para inmunizar al 60% de la población, de momento. Se puede pensar que no pasa nada, que aquí no lo van a imponer nuestros políticos. Pero ése es otro error.

Desde el año 2005 se reguló que corresponde a la OMS, y no a cada uno de los gobiernos, dictar las normas asistenciales en caso de pandemia. Puede incluso declararse la ley marcial. La OMS puede hacer uso de las fuerzas del orden para obligar a determinado cumplimiento. Y ya se insinúa (hay quien lo afirma rotundamente) la posibilidad de obligar a la población a ponerse la vacuna. Ya se han filtrado documentos de Francia y de Massachussets en este sentido. No sólo pueden pincharte, con el ejército si hace falta como gentil acompañante, sino que, según se ve en el documento estadounidense, te pueden poner una multa de 1.000 dólares por cada día que pases sin vacunarte. Se te puede condenar a prisión, aunque en este caso más bien vendrían a ser una especie de campos de concentración para rebeldes asistenciales.

Ya hemos visto que la urgencia con que se busca/fabrica el medicamento supone un deterioro en la seguridad del fármaco, como ya sucedió en 1976. También hemos visto cómo las situaciones de emergencia sanitaria eximen de toda responsabilidad por enfermedad o muerte debido a la inmunización, tanto a las empresas fabricantes como a los responsables políticos de la decisión. Hemos visto también que cualquier vacuna ya entraña un riesgo en sí misma, especialmente las que contienen los denominados ‘potenciadores’ o coadyuvantes. Contamos con las declaraciones de algunas empresas que ya han anunciado que usarán como mínimo el escualeno para poder producir las 4,6 billones (americanos) de dosis que se les han pedido, lo que ha conducido a una denuncia por parte del sindicato de enfermería francés.

Pues bien, a todo ello hay que añadir las malas ‘casualidades’ que se están sucediendo últimamente en las vacunas de gripe, y que han llevado a una investigadora y redactora científica, Jane Burgermeister, a presentar una demanda criminal contra una empresa farmacéutica, contra la OMS y contra diferentes organismos políticos.

Burgermeister sostiene, como veíamos también antes, que la estructura del virus de la gripe A ha sido necesariamente manufacturada en un laboratorio. La intención sería la de vender vacunas y, según dice Burgermeister, para cometer algún acto de tipo bioterrorista. Dice que “La Madre Naturaleza no recombina información genética de aves, cerdos y de tres virus de influenza humana de manera natural”. Además, algunos científicos respetados que examinaron el H1N1 dijeron que el virus contiene cepas de la gripe pandémica de 1918 (y que dejó entre 50 y 100 millones de muertos). Esa cepa de influenza fue recompuesta por patólogos moleculares del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas en Washington, y fue distribuida a otras agencias, a la OMS y a otras compañías farmacéuticas alrededor del mundo. Entre los años 2001 y 2005, la revista Science publicó los datos de reconstrucción del virus siguiendo los patrones de la genética inversa. Todo ello ha supuesto una importante polémica en la comunidad científica, dada la virulencia de esas cepas y las gravísimas repercusiones que podría tener un accidente de laboratorio.

Por otra parte, se da la ‘coincidencia’ de que Baxter, una de las compañías farmacéuticas autorizadas para fabricar la vacuna de la gripe A, difundió entre distintos países europeos (Austria, Alemania, Eslovenia y la República Checa) en febrero de este año diversos lotes de la vacuna de la gripe estacional contaminados con el virus vivo de la gripe aviar, el H5N1. Por otro lado, esas mismas dosis tampoco presentaban la atenuación de los virus que se usa siempre en vacunas. Fueron en total 72 kilos de vacuna, suficientes para inmunizar a miles y miles de personas, y 16 los laboratorios destinatarios.

Casi por casualidad, un técnico de laboratorio checo aplicó un control de bioseguridad que no tenía por qué hacerse (se supone que el laboratorio de origen tiene los mayores medios y todas las precauciones adecuadas), y comprobaron que los hurones a los que se les había administrado el fármaco habían muerto de forma repentina; como es lógico, se paralizó inmediatamente la distribución de la vacuna.

De no haber sido así, los seres humanos habrían actuado como incubadoras para la combinación de la perniciosidad de la gripe aviar con la transmisividad del virus de la gripe. La combinación de ambos virus hubiera resultado en una mutación que podría haber causado una pandemia de proporciones y peligrosidad desmedidas. En ese caso, pues, SÍ se hubiera producido la pandemia terrorífica que nos anunciaban al principio. Y también habría motivos para estar alarmados y asustados.

Baxter dijo que se había producido un error, pero que no podía ofrecer más datos porque podía revelar sistemas de producción industrial secretos. Pues vale, que no se cuente cómo, pero que se le retire la licencia de producción de vacunas, ¿no? Que vayan inspectores a verificar la seguridad de la producción, al menos. No sólo no se hace nada de eso, sino que apenas se difunde la noticia. Aunque sí se encuentran notas informativas en otros países, para leer la información en castellano se ha tenido que traducir de otros idiomas mediante voluntarios.

Es lógico que no se quiera alarmar a la población candidata a ser vacunada por el virus de la gripe (la estacional o la ‘nueva’), pero la noticia es suficientemente trascendente como para que los principales diarios del país, o al menos las publicaciones médicas o científicas, se hubieran hecho eco. Estuvimos al borde del desastre, y no tenemos ni la más remota idea.

Recuerda como dos gotas de agua, aunque a la inversa, a lo que sucedió en 1918, la gran epidemia mortal de gripe, cuando los gobiernos, implicados en la Primera Guerra Mundial, escondieron sus bajas al enemigo y, de paso, a la propia población. Los únicos medios que difundían información al respecto eran los españoles –España no participaba en la guerra−, lo que le valió a la gripe el apelativo de “la española”, a pesar de que la epidemia se había iniciado en EE.UU.

En este caso, el de Baxter, parece que las cosas han ido a la inversa, y las autoridades sanitarias españolas deben de haber considerado que la noticia de las vacunas contaminadas, como ya sucedió en 2007 con fármacos infectados con el VIH, no era favorable a sus intereses. ¿Hablamos de censura, entonces?

Desde diversos medios (extranjeros, claro) y la propia Burgermeister dicen que la contaminación accidental en el caso de Baxter es virtualmente imposible. Y es que Baxter “se adhiere al llamado BSL3 (Biosafety Level 3 / Nivel 3 de Bioseguridad), un conjunto de protocolos de laboratorio de seguridad que impiden la contaminación cruzada de los materiales”. Por ello se habla de “negligencia criminal premeditada”.

Si en un momento sanitariamente convencional sucede algo así, ¿qué podría llegar a pasar en el caso de emergencia sanitaria? Los controles de las vacunas son menores, tanto en el laboratorio que las produce como en el país receptor. Si tienen el beneplácito de los controles internos de los laboratorios autorizados por la OMS, si las prisas con que se están produciendo invitan a un menor control, ¿no es acaso más probable que haya ‘errores’ de esta categoría? ¿Más aún si se añade el escualeno (‘culpable’ del síndrome de la Guerra del Golfo)? ¿No será por todo ello que las industrias han pedido (con éxito) la impunidad ante los efectos adversos de la vacuna?
Por ello encontramos declaraciones como las de la doctora Rauni Kilde, ex ministra de sanidad de Finlandia, advirtiendo sobre el peligro de la vacunación masiva:










Recapitulemos un poco. Si en 2005 no se hubiera fijado que la OMS ‘mandaría’ sobre las necesidades asistenciales en caso de pandemia, no estaríamos planteándonos todo esto. Si EE.UU. no hubiera declarado el estado de emergencia sanitaria cuando tenía 20 casos y ningún muerto, quizás podríamos estar más tranquilos. Si en estos primeros momentos de la gripe, la OMS no hubiera modificado su definición de pandemia (antes, para declarar una pandemia debía haber mucha mortalidad), tampoco tendríamos nada que plantearnos. Si un buen día un técnico de laboratorio no se hubiera levantado más trabajador de la cuenta y hubiera hecho una sencilla prueba de seguridad que no le tocaba, a pesar de que se suponía que el laboratorio de origen había hecho ya todas las pruebas habidas y por haber, tampoco nos lo estaríamos preguntando, porque muchos ya estaríamos muertos.

-------------------------------------

Actualización.

Jordi Pascual, después de leer la información sobre las vacunas contaminadas de Baxter, nos ha enviado para la entrada esta elocuente modificación del logo de la empresa. ¡Genial! Muchas gracias, Jordi!
Actualización 2
Hace una semana se subió a la red una entrevista a Teresa Forcades, licenciada en Medicina y Teología, doctora en Salud Pública y monja benedictina del convento de Sant Benet, de Montserrat. En mi opinión, su perspectiva es privilegiada puesto que, teniendo los conocimientos suficientes, no está sometida a la presión de los laboratorios y se le supone una opinión imparcial y, desde luego, sin ánimo de lucro. Hace dos días en el diario Avui se hacía referencia a este monólogo que se acababa de empezar a difundir. Me pareció suficientemente interesante como para añadirlo al final de la cuarta y última entrada sobre esta cuestión. Entre otras cosas, porque ella sí recomienda claramente que no se vacune nadie, posición que yo, a pesar de manejar documentación similar, no había osado tomar.
A estas alturas, y me alegro infinitamente, se ha hecho una gran difusión del vídeo de Teresa. En los comentarios de hoy (7/10/09) ya se hace referencia. Para que nadie que esté interesado se lo pierda, lo añado en esta actualización. Ya nos contaréis qué os parece.


CAMPANAS POR LA GRIPE A from ALISH on Vimeo.

(continuará)
..

30 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Gracias por tanta información. Es realmente increíble que nuestras autoridades no nos protejan, al contrario, nos expongan tan alegremente...El otro día me acordé de Fraga, que siendo ministro de Franco, para demostrar que no había problemas de radiación, se metió en el mediterráneo, con su bañador (y no debía de haberlos porque en él hicieron el efecto de que con tantos años siga pensando, incluso más allá que su partido).¿por qué no se vacunan primero TODOS los políticos? ellos son nuestros representantes...

Jordi Pascual Morant dijo...

¡Vaya! El miedo viene de todos los lados, los que dicen que acecha la gripe del siglo y los que anuncian el extermino de la población por las farmacéuticas. ¿Ya sabrán distinguir entre pobres y ricos?, ¿quienes producirán y consumirán los productos de las multinacionales si reducen la población? No, no me creo que se quiera exterminar a conciencia una humanidad sobrante. Los exterminios son selectivos (poblaciones de judíos, palestinos, kurdos, indios americanos), pero no a boleo, como supondría desperdigar un virus a todos los países.
Sí me creo que el negocio enorme de algunas farmacéuticas no tiene escrúpulos, y son capaces de casi todo. Me creo muchas de las informaciones que recoges, pero querer exterminar a conciencia un exceso de población con los virus (en la entrevista), eso no puedo creerlo. Se les puede ir de la mano con algunos experimentos, sí. Asustan para vender más vacunas, sí.
A mi entender es excesivo lo que se dice de la gripe A y su peligrosidad, pero tampoco me gusta el tono catastrofista de las denuncias.
No pensaba dejar ningún comentario, porque en parte estoy de acuerdo contigo, pero me he ido calentando y me olvido de ser antipolémico.
Gran trabajo el tuyo, Susana.
Te envió una imagen retocada que expresa lo que tu entrada insinúa, por si crees conveniente publicarla.

Besos!

Roberto dijo...

aterrador y a la vez muy esclarecedor...

como me gusta tu apasionamiento con las cosas, es algo que nunca puedes perder

un beso compañera

Ramon.Eastriver dijo...

Hay temas en los que no estamos 100% de acuerdo. En otros, en cambio, el acuerdo es total. Éste, por ejemplo.
Por un lado es muy cierto esto del diagnóstico rápido. En estos días estoy observando que todo el mundo diagnostica la gripe A. Comentarios del tipo: "tiene fiebre pero no es gripe A", o "de momento no pienso que la gripe que tiene sea del tipo A" me sorprenden a diario. Todo el mundo sabe qué es gripe A. Todo el mundo sabe además que es peligrosísisisima. Aunque luego la opinión pública sepa lo del laboratorio. Pero es como que saben cosas pero no todo. O no quieren saberlo.
Espero que no obliguen a vacunarnos. De verdad que lo espero. Desde luego no quiero. ¿Qué podemos hacer si no? ¿Pagar mil euros diarios? Bueno, en el campo de concentración quedamos a la entrada, a mano derecha. Quien quiera, que se apunte.
Y el vídeo me parece una explicación tranquila de la novela de Orwell. Solo me faltaba que al final hablara de Bilderberg, que yo ya no sé si es cierto, grupo que va definiendo el mundo futuro en reuniones cada cinco años. Y la estrategia de ese supuesto gobierno global de reducir la población mundial tampoco me parece tan descabellada. (Pensaba hablar un día de este misterioso grupo al cual pertenece gente muy variopinta y bastante facha)
Susana, muy interesante la tercera entrega. Estoy horrorizado ante la cuarta. ¿Puede haber más?

Susana dijo...

M. Jesús, qué bien que te hayas detenido a leerlo. Sé que puede hacerse un poco pesado... Como decía en las entradas anteriores sobre el mismo tema (con otros datos, claro, que si no ya me matan por aquí!!), a pesar de que soy consciente de que el tema es denso y pesado, pensaba en conciencia que debía colgar un escaparate para quien quisiera informarse (no por mis conocimientos, sino por las fuentes a las que he acudido para formarme mi opinión) y recopilar una información que vemos con menos frecuencia en los telediarios o en los periódicos, antes de tomar una decisión. Por ejemplo, ante una vacunación obligatoria o intensamente recomendada.

Aaag, ese Fraga abominable, el de las radiaciones, el de "la calle es mía" y uno de los responsables de la matanza de obreros en el 76 (en septiembre hice otra entrada sobre nuestro 'amiguísimo'): como tú haces ahora, creo que hay que NO OLVIDAR de dónde vienen todos esos impresentables de la oposición. Gracias por recordarnos también ese episodio.

¿No te parece que ésta es una de las funciones más importantes que tiene un blog? Aportar o recordar las informaciones que no acostumbran a tenerse en cuenta... Y cuando hablo de información, no quiero únicamente decir datos; también considero una labor fundamental recordar(nos) lo que es realmente importante. Nos pasa demasiadas veces que con nuestra vida frenética perdemos el norte, funcionamos con visión monolítica, sin ver más allá de los siguientes dos pasos de lo más accesorio de nuestras vidas. Pero ahí está paradela para recordarnos lo que deberían constituir nuestras prioridades. Esa forma fundamental de mirar el mundo...

Gracias por todo. Un gran abrazo!

Susana dijo...

Jordi, en primer lugar, mil gracias por tu grafismo: eres un fenómeno! Ya he actualizado la entrada incorporando tu aportación. Me ha encantado, y te agradezco muchísimo que hayas pensado en esta casita para traernos una parte de tu grandísima creatividad.

Por otra parte, aclararé que yo desconfío de los mensajes demasiado catastrofistas también. Es decir, pienso sinceramente que hubiera sido una catástrofe real si no se hubiera detectado, casi por casualidad, la contaminación de las vacunas. Y me creo que no ha sido un accidente ni un error. ¿Que puede ser una estrategia para que la población mundial dependa de fármacos-vacunas-antivíricos, etc.? Pues puede ser. Lo que no voy a hacer yo es censura de una persona tan preparada como una doctora en medicina, y que ha tenido acceso a una información tan privilegiada como lo es en el caso de una antigua ministra de sanidad. La verdad es que corriendo por ahí los documentos de Kissinger, creo recordar, afirmando que se tenía que "actuar" con todos los medios que fueran necesarios para evitar el progreso de la superpoblación, le hace un flaco favor a todo el que quiere mantener la compostura sin sentirse víctima de un juego con su salud e incluso de su vida.

Respecto a que las vacunas contaminadas matarían de forma indiscriminada, no es cierto. La vacuna de la gripe estacional se le administra a los 'débiles' por una u otra causa. Personas de una cierta edad, con enfermedades crónicas, con algún tipo de problema sanitario... Así que los primeros afectados serían personas mayores, pero también diabéticos, asmáticos, alérgicos, etc.

Ya hace tiempo que existe el material para ataques biológicos (en teoría, reservado para caso de guerra) que es selectivo por etnias. Hace años que se publicó que tenían este tipo de productos en Israel (cómo no). Así están las cosas.

No voy a decir que se quiera exterminar a parte de la humanidad. Cada uno que saque las conclusiones que quiera según la información le merezca mayor o menor confianza. Pero yo tampoco descarto absolutamente esa posibilidad. Sin ir más lejos, el gobierno estadounidense tardo no sé cuántos años en admitir que las explosiones que se habían producido cerca de algunas ciudades eran realmente pruebascon la bomba atómica, a sabiendas de las consecuencias que tenían sobre la población. ¿Qué pasó entonces? Pues lo que no debería sorprendernos a estas alturas: poniendo en una balanza por un lado la salud y la vida de miles de personas, y por el otro su poder armamentístico (ligado como sabemos al económico), ya sabemos cuál acostumbra a ganar.

Si la ex ministra piensa o no que es una maniobra a gran escala para acabar con parte de la humanidad, en el fondo es lo de menos. Lo importante es lo que sí está pasando, y a la hora de tomar nuestras decisiones no es fundamental si lo que quieren es matarnos o forrarse aún más sin importarles las consecuencias.

El caso, lo importante, es tener la información de cómo actúan: las organizaciones, los gobiernos, la propia OMS... todo parece obedecer a la industria farmacéutica, y ésta sólo tiene un principio rector, y no es precisamente el moral. No participes de algunas opiniones catastrolfistas, pero no dejes de ser muy muy cauto.

Besos, y gracias de nuevo por el logo modificado de Baxter, y también por dejar tu opinión, siempre interesante!

Susana dijo...

Hola, Roberto!! Mi amigo casi-barcelonés!! ;o) Qué bien verte por aquí!!

Pues sí, chico, para bien o para mal, mucho me temo que podré aprender alguna cosilla, pero a estas alturas ese apasionamiento por mis ideas, especialmente cuando hay motivos que no se difunden gran cosa, creo que eso ya no tiene remedio.

Me alegro de que digas que te parece "esclarecedor". Significa entonces que ya hay otro amigo que, antes de creerse ciegamente las versiones oficiales (y, por tanto, las de la industria), será cauto también. Pues yo que me alegro!!

Gracias por la visita! Un beso enorme para los rojos de Valladolid! ;o)

Susana dijo...

Ramon, jajaja, sí, es como dices: de repente salen licenciados en gripe A de debajo de las piedras! Pero lo peor es que el sector médico hace exactamente igual! ¿Tienes síntomas de virasis respiratoria? Pues no se hable más: otro numerito para la estadística.

En la siguiente entrada sobre el tema explicaré mejor otras formas que tienen de alarmarnos. Por ahora, con eso de que nos informen de cada una de las muertes, con que nos atribuyan la enfermedad sin ninguna comprobación, con que la OMS nos diga que es una pandemia del más alto grado (aunque durante las últimas décadas jamás lo había sido la gripe 'normal', mucho más peligrosa que la 'nueva' como ya sabemos), ya nos tienen asustados y con el culo en pompa reclamando nuestra dosis de vacuna para no morirnos también. Pues nada, que misión cumplida! Que les ha salido 'niquelao'.

Qué bien que vayas a hacer una entrada sobre esos presuntos grupúsculos de sociedades secretas y demás. Yo ya he oído varias nombres, pero no sé si siempre se refieren al mismo grupo o es que hay varios (o al menos varias teorías). Me parece un tema muy interesante. ¿Empiezo ya a asustarme o me espero un poco? ;o)

Un petó molt gran, Ramon, i sí, quedamos en el campo de concentración, tal como se entra, a mano derecha. El primero que llegue que guarde sitio, como en las épocas de la facultad, jajajaja.

Ramon.Eastriver dijo...

Susana, quan vaig fer el comentari d'ahir ja havia sentit a parlar de la monja Teresa Forcades. Avui, a El Periódico en surt aquesta entrevista.

http://www.elperiodico.cat/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAT&idnoticia_PK=651039&idseccio_PK=1006&h=

Jordi Pascual Morant dijo...

Susana, tus respuestas a los comentarios siempre me han parecido tan interesantes como las propias entradas.

Sólo aclararte que las suposiciones de complots, como el caso que nos ocupa, no están demostradas, aún se está investigando qué ocurrió con esos 72 kg. de vacunas infectadas, hay que ser tan precisos (como lo eres tú), aportando datos contrastados y comprovados para afirmar algo tan serio.

Estoy de acuerdo contigo y creo en todos los datos que se refieren a las estrategias de las farmaceúticas para vender cuantas más vacunas mejor, pero las suposiciones no deberían tener la misma credibilidad.

De los exterminios selectivos (claro que los hay) ya hacía referencia en mi comentario, quizás no me he expresado bien.

Por favor, no nos alarmemos ni mezclemos las cosas. No deberían haber cruzadas contra el mal, son otros tiempos y existen otros medios.

Creo que vas a poner un nuevo video, el de Teresa Forcadas, esa prudencia y calma de la que nos habla no se opone a la exigencia contundente de nuestros derechos.

Participaré en cualquier manifestación ciudadana para exigir el derecho a decidir y reclamar responsabilidades a las farmaceúticas, la OMS y los gobiernos de turno. Cuenta conmigo.

un abrazo.

Susana dijo...

Ramon, me alegro de que me confirmes de que la entrevista de la monja se ha difundido. Por ese motivo, y porque la nombráis aquí, acabo de hacer una actualización de la entrada: para quien quiera, pueda tener acceso, sin necesidad de buscar gran cosa.

Te agradezco el link de la entrevista en El Periódico. Me interesa mucho!!

Gràcies, maco!! Un petó.

Susana dijo...

Jordi, te digo lo mismo que a Ramon: puesto que haces referencia a Teresa Forcades, he decidido adelantar su vídeo para esta entrada (una nueva actualización), en lugar de dejarlo para la siguiente, como tenía pensado.

Insisto, Jordi: las conclusiones no son las del complot, eso es una opinión (respetable, desde mi punto de vista). Las conclusiones son, por ejemplo sobre la cuestión de los 72 kilos contaminados, que es prácticamente imposible que se deba a un error involuntario, que realmente esa supuesta investigación no se produjo en su momento -se contentaron con el argumento de Baxter de que no querían destapar secretos industriales de producción-, y me extrañaría mucho que se hiciera ocho meses después (también resultaría mucho más improductiva). Luego, si uno quiere llegar a la conclusión de que ese hecho responde a un complot, o bien de que era una forma de manipulación para que todos dependiéramos de sus fármacos, allá cada uno. No me parece descabellada ninguna de las dos posiciones. A mí, personalmente, es lo que menos me importa. En cambio, sí encuentro que es fundamental que se conozca que eso está en el aire, que a pesar de lo que se nos pueda vender desde los diferentes organismos, la seguridad (más aún sobre la vacuna nueva) no está en absoluto garantizada. Y que, como dice Forcades, la posibilidad de pasar unos días con fiebre en casa, o el riesgo de enfermar de Guillain Barré (por el escualeno) o de gripe aviar (como en el caso de Baxter) es por lo menos para pensárselo.

Das en el clavo en tu reflexión sobre la participación ciudadana. Desde mi punto de vista, hay que sensibilizar a la opinión pública de que esa vacuna (de hecho, ninguna) ha de ser obligatoria. Que los que nos neguemos no tengamos que ser demonizados ni tomados como 'los raritos que no se quieren salvar'. Hay una argumentación suficientemente consistente como para que la vacuna sea una de las opciones, pero no la única, sea cual sea la presión para que se aplique.

Cuento contigo, gracias. Es una de esas ocasiones en que nos conviene estar juntos y unidos. Y mucho mejor si, en el caso de que llegue la vacuna obligatoria, no nos pilla por sorpresa. Por tanto, ya sabes mi opinión: hay que difundir esta información.

Gracias. Un fuerte abrazo.

Susana dijo...

Con su permiso, difundo su opinión.

Sin Reglas dice:

"Tu entrada es documentada y excelente como todas las tuyas. No se que decir sobre eso. Me extraña una cospiracion mundial con todo el mundo sabiendo que pasa."

Susana contesta:

"Yo no hablo de 'conspiraciones', exactamente. Es decir, como digo en los comentarios de respuesta, no escondo que hay quien tiene esa opinión. Pero eso de "todo el mundo sabe lo que hay" me parece de un optimismo poco realista. Para empezar, piensa que lo de las vacunas contaminadas no se publicó en ningún medio español (ni hispano-hablante). Ya me dirás tú quién contrasta las informaciones oficiales leyendo documentos procedentes de fuera, y más aún sobre una cuestión como la médica, a priori de contenido poco accesible para la población general."

Susana dijo...

Sin Reglas responde:

"He leido la entrada. Te veo apocaliptica, jeje, estoy de acuerdo en que las farmaceuticas son un peligro.
cuando digo que todo el mundo lo sabe me refiero a los ministros de sanidad y a los partidos de la oposicion que tendrian un arma arrojadiza ideal para atacar a los que gobiernan si no actuan a favor de la poblacion (¡ah! si lo que creemos es que todos los politicos son corruptos y solo estan de acuerdo en apoyar a las farmaceuticas, me callo). Aunque podria salir alguno de los minipartidos que tenemos en este pais y explicarle a los votantes que los dos partidos "dominantes"... a eso me referia. todos lo saben, pero callan. Solo unos pocos iluminados estamos en posesion de la verdad.
yo no me vacunare."

Susana dijo...

Sin Reglas, los políticos disponen de la información que difunden, directa o indirectamente, las grandes compañías (big pharma). No están en condiciones de enfrentarse a esa información, más aún estando 'solos' (recordemos que es una pandemia internacional) y no siendo médicos ni científicos ni teniendo más pruebas que las que se difunden por los medios oficiales.

Sí me parece significativo que la ministra de sanidad dijera hace unos días que ella NO se iba a vacunar. Me parece una declaración de principios. Pero es evidentemente una gran metedura de pata, puesto que, como hemos visto, la decisión le corresponde a la OMS, y no al ministerio de sanidad. Si se declarara la vacunación obligatoria, a ver cómo explica las cosas esta pobre mujer...

Tu "no me vacunaré" es otra declaración de principios. Francamente, me gusta que al menos hayas decidido ser prudente, y que no seas de los primeros en hacer cola frente a las jeringas. Luego, si nos obligan, ya se verá.

Un abrazo aliviado.

sin reglas dijo...

solo una pequeña correccion: yo no me vacunare, punto.

no dejo ninguna alternativa a mi decision.

pd: la informacion que te llega a ti, le llega a mas gente. Por ese camino tambien a los politicos (del gobierno y de la oposicion). no solo por conducto farmaceutico.
no creo en las conspiraciones mundiales de los malos malisimos.
si creo que las farmaceuticas (todas las empresas de cualquier campo) quieren ganar dinero.

Susana dijo...

Sin reglas, ojalá todos podamos decir "y punto" llegado el momento. Si, como se insinúa por ahí, debemos afrontar multas de mil euros diarios, la verdad, incluso soy capaz de poner en riesgo mi vida antes que tener que venderme la casa y malvivir en la calle. Principios comprables que tiene una (extremos, claro, pero comprables).

La información que me llega a mí, querido Sin, excepto alguna que otra entrevista, como ésta última ayer, es superficial, poco fundamentada y muy muy parcial. El 90% de la información que he puesto y documentado la he tenido que buscar por mi cuenta y riesgo, en muchos casos traducir como buenamente he podido, he tenido que ordenarla, cotejarla y que traducir en lenguaje inteligible para todos aquellos que no saben gran cosa de medicina. No pretendo dármelas de nada del otro mundo (mucha gente podría haberlo hecho), pero el caso es que no ha sido sencillo y, más aún, no me ha llegado por arte de magia, sino que me ha supuesto un montón de horas de faena. Esfuerzo que no creo que vaya a hacer mucha gente, la verdad, cuando es tanto más fácil atenerse a las informaciones mascadas convencionales.

Evidentemente, TODAS las empresas tienen ánimo de lucro; de eso viven. Pero no todas las empresas son capaces de poner en juego nuestra salud. Es como si las constructoras de pronto decidieran hacer casas que se nos pueden derrumbar encima; o con materiales probadamente tóxicos (con metales pesados en las cañerías, con fibra de vidrio en los techos, con pinturas tóxicas...), y pudiéramos estar obligados por ley a vivir en esas condiciones para que ellos ganen dinero. No nos equivoquemos: con una aspirina ya gana la señora Bayer; con un genérico, ninguna farmacéutica pierde dinero; pero este montaje supera con creces el ánimo de lucro que esperamos de cualquier empresa. Es mucho más que inmoral!

Gracias por dejarnos tu perspectiva (insisto: optimista). Un beso ahora ya más despierto...

sin reglas dijo...

pero que petarda eres (¿por que me gustaran las petardas?).

no hace falta buscar informacion, susana la luchadora infatigable nos la trae. y yo comento con amigos y los amigos con los amigos.
asi se trasmite la noticia.
como la chica irani a la que pegaron un tiro en una mani.

me apuesto una cena contigo (minimo 40 euros cabeza) a que no hay multa por no vacunarse.
una sana recomendacion, no sufras por lo que no ha pasado y es poco probable que pase.

se de gente que trabaja en sanidad que no se vacunara.

eres un cielo. con tres como tu acababamos con las injusticias del mundo (jejeje, temo tu respuesta, pero esta dicho desde el cariño y la certeza de que es verdad)

Lo estoy viendo, farmaceuticos encerrados, muebles que cierran como neveras, paredes con naturaleza en movimiento y unos cuantos entendidos en informatica limpiando las calles.
(jijijijijijijiji) espero haberte agarrado un dia gracioso, sino soy hombre muerto... y esto si que podria ser una regla.

Ramon.Eastriver dijo...

Estoy viendo la entrevista. Qué interesante la entrevista con la sor, y que interesante la sor. A Teresa Forcades la tenía localizada de los medios catalanes. En programas sobre espiritualidad, religión o literatura espiritual habían contado con su presencia, también en la radio. Me parece una mujer muy informada y enormemente sensible en general. Gracias por la entrevista que, naturalmente, prefiero verla desde tu casita tan cómoda que desde la casita de elperiodico.cat

emeygriega dijo...

Al día siguiente del primer reporte de Reuters sobre la gripe en Mexico, en mi país ya se paseaba por televisión la gente del laboratorio del Tamiflú asegurando que, si bien caro, el remedio estaba. (!)
Los barbijos y el alcohol en gel aumentó 100% su valor.

No obstante, la gente vivió su vida con recaudos pero normalidad. Hubo una veda de 15 días en oficinas públicas y teatros.

Pero lo que más me interesa contarles es que, en mi reciente viaje a Cuba, ví un tape del mes de enero, donde el más destacado funcionario de Bioquímica hablaba de la vacuna.

Será uno de las muchas cosas que contaré en mis próximos post y que me hacen ver que todo cuanto acontezca en el planeta, queridos amigos, tiene relación con el poder. Desde el VIH hasta el calentamiento global de Gore.

Tremendo informe te has mandado, Susan, ojalá pudiera leerse en la prensa, pero ya sabemos, como dice Joaquín Sabina, que "el diario no hablaba de tí, ni de mí...".
Un besazo.

emeygriega dijo...

Respecto de lo que dice Jordi, un historiador argentino, Pacho O donnel, acaba de sacar un libro interesante Los Argentinos y los medios, cuya conclusión es que detrás de cada miedo, hay una industria.
Muy recomendable.

Susana dijo...

Sin Reglas, coraçao, veo que quieres morir joven, ejem ejem ;o))

Pues sí, las cosas son como dices: yo, que soy más lista que el hambre, me entero de la verdad verdadera, os lo cuento en primicia a vosotros, y os delego la tarea menor de difundir la noticia entre los vuestros. En la intimidad puedes llamarme CeEneEne. Mientras no me llames Teleeconomía, te dejaré vivir; sólo te someteré a alguna tortura que otra, pero de buen rollo, eh?! lo justo para fastidiar...

Y cachondeítos a parte, sí tienes razón en algo: yo también sé de personas que trabajan en sanidad que (a menos que las obliguen!!) no se van a vacunar. Para empezar, una de las amigas que se pasan de vez en cuando por aquí: Rosa, que ya nos anunció que ni ella ni algunas de sus compañeras iban a someterse a la vacuna.

En su momento ya le comenté a ella que me alegraba mucho: cuanto más personal sanitario sea reacio a la vacuna, más posibilidades hay de que no se ejerza presión sobre los pacientes en caso de que no sea obligatoria. Gracias por traernos la noticia de que conoces a más gente dispuesta a pasar a la resistencia, jejeje. "A desalambraaaar...!".

Ojalá tengas razón y acabe por no ser obligatoria. Como yo soy madre separada, doy para un frankfurt o un pincho'tortilla, que pagaré muy contenta con tal de celebrar la buena nueva. Como se convierta en obligatoria, mucho me temo que ni una mariscada podría consolarme (aunque no hay que descartarla: dos lágrimas menos son dos lágrimas menos; y un menor riesgo de deshidratación pues es una buena causa!).

Bueno, niño, que eres más malo que pegarle a un padre, te mando un beso. Más que nada porque aunque yo me pongo muy vehemente para estas cosas en las que creo tanto, confieso que me ha sentado bien tu sentido del humor...

Susana dijo...

Ramon, me has dejado un poco preocupada. Ayer nos cuentas sobre el reportaje de InterEconomía (qué yuyu!!) y ahora nos hablas de los programas sobre religión en los que la monja ha colaborado. ¿¿¿Se puede saber qué rayos ves tú en la tele??? ¿Lo del Intermedio es para disimular???

(Obviamente, para que no haya dudas para el resto de personal, es broma bromísima! Conozco muy bien la ideología de Ramon y está fuera de toda duda!)

La sor, como tú la llamas, me ha encantado. Y, para hablar claro, me parece un gesto admirable el de 'mojarse' (tan poco habitual entre la iglesia). He visto que es feminista y pro abortista. Me he empezado a leer un libro suyo que se llama "Los crímenes de la industria farmacéutica".

(Para los 'dudosos', dice "crímenes"!, no "ambición económica" ni nada parecido!!).

Esperemos que si la vacuna se vuelve obligatoria no se convierta en una sor-presa (qué chiste más tonto! es hora de mi siesta, perdón!) por incitar al personal a incumplir la ley. Chapeau, el personaje...

Me alegro de que prefieras ver el reportaje en mi casita que en la mansión de El Periódico. Más modesta perocon menos publicidad, no? jiji.

Gràcies, guapíssim!! Una abraçada enorme!

Susana dijo...

Emy, qué interesante lo que cuentas!!

Increíble lo de la promoción de la industria del Tamiflú al día siguiente del anuncio de México (alguien malpensado -no yo, que confío ciegamente en la bondad y el altruismo de los big pharma- podría pensar que lo tenían preparado, ya que considerar, antes de que haya habido tiempo material para estudiar el agente causal, que va a ser efectivo su fármaco es casi cosa de brujas, no?).

Por otra parte, lo de la vacuna que cuentas del mes de enero, imagino que se refiere a cuando Sanofi en el mes de marzo pone en marcha la planta para, precisamente en México, para poder fabricar masivamente vacuna antigripal, en caso de que la OMS declarara una pandemia. En enero ya se conocían las intenciones, aunque si no recuerdo mal, el pacto se firmo sobre el día 9 de marzo entre ambos jefes de gobierno (francés y mexicano) y la industria (Sanofi).

Ni en el mes de enero ni en el de marzo el concepto de pandemia de la OMS se hubiera podido aplicar a la gripe A, debido a que por su baja mortalidad no cumplía los criterios de inclusión. Pero es que su inteligencia sin igual (por lo menos la de Sanofi; no sé quién hablaba de la vacuna en el mes de enero, aunque te aseguro que me interesa muchísimo) no tiene fronteras y puede que tuvieran algún chivatazo de Rappel, de la bruja Lola o, dado su nivel, directamente de Dios!

Te leeremos con mucha atención! No sólo porque abordes este tema, sino porque me interesa cuanto venga de Cuba, mmmmmmm. Cómo te envidio!!

Gracias por tu referencia del historiador. Estoy totalmente de acuerdo con esa tesis de los miedos: sería muy interesante seguir con él los diferentes casos de la historia reciente.

Muchas gracias por tu aportación y por tu visita! Te mando un fuerte abrazo.

Jordi Pascual Morant dijo...

Susana, cómo me encantan tus respuestas, eres formidable.
No creo conocer mujer más inteligente, bueno, talvez estarías a la altura de la “sor”.
Por cierto, ¿en lo de “dudosos”, me incluyes? Porque puedes incorporar la palabra “cautela”, que es la que hay que tener antes de vacunarse.
Prefiero ser cauto ha seguir las arengas de Bush en su lucha contra el mal, pues para él también existía una conspiración para destruir el mundo occidental.
No, en esa línea no me encontrareis. Si en éste caso se demuestra que Baxter estaba organizando una aniquilación masiva de la población, ten por seguro que tienes una cena en el Shunka, aunque me tenga que hipotecar.

besotes

Jordi Pascual Morant dijo...

Por no ser cauto al escribir he puesto "Prefiero ser cauto ha sguir..." que fea la h, pido disculpas.

Susana dijo...

Ok, Jordi, ya estaré atenta a todos los anuncios (de hipotecas, digo). Yo, pobrecita de mí, que no sé ni qué es eso del Shunka! Pero suena bien...

Te agradezco el entusiasmo sobre mi inteligencia, pero te daré un consejo: cambia de camello. Te pasa cosas que te sientan mu mal...

El Bush, querido amigo, tenía toda la razón del mundo. Es así: querían acabar con la civilización! Claro, que quien quería era el propio Bush, pero lo que es mentir, no mentía. Nosotros, por aquí, nos libramos por los pelos. Mira que si en lugar de tener, no sé, Montserrat, tenemos una refinería de petróleo... aaaaiiiissshhh. En lugar de aguas enriquecidas en minerales en Caldes de Montbui petróleo paseándose por debajo de nuestras tierras... Nos ha faltado poco!!

Cómo eres! Mira que poner en el mismo saco quien opina que Baxter hizo una salvajada tal que no le hubiera importado cargarse a media población europea, con el criminal Bush... Aun así, yo no he dicho que Baxter quisiera aniquilar nada ni a nadie. Lo que sí opino es que quería causar una pandemia gravísima de gripe aviar. El motivo me da lo mismo: desde mi punto de vista, habría que sacarle urgentemente toda licencia de producción de fármacos. Aunque nos creyéramos su versión, es evidente que ha habido una negligencia de proporciones escandalosas. ¿Cómo es posible que le permitan seguir fabricando la misma vacuna? ¿y la vacuna de la gripe A? Sin indemnizaciones, además...

Si, entre unos y otros, estamos en manos de cuatro chalados criminales que más nos vale no pensarlo mucho...

Un besazo, y gracias otra vez!

Susana dijo...

jaja, disculpado...

Cuando se habla de cosas importantes, la gramática se relaja y no cuenta. Te lo dice una correctora.

Besossss!

PÁJARO DE CHINA dijo...

Susú, tu lucidez y tu intensidad visceral acabarían con la puta industria farmacéutica. ¿Y si te clonáramos? Lo que pasó por acá lo contó Emy, clarísimamente. Qué privilegio poder contar ahora con su ojo puesto en Cuba.

Siempre creí que, si no fuera por esa puta industria y sus laboratorios, sufrir de cáncer sería como tener un respiro. La cura vendrá de la biogenética y no le permitirán avanzar para seguir vendiendo sus carísimas drogas que te ponen al borde de la muerte para que sigas viviendo.

Los medicamente son lo que más guita mueve en el mundo, detrás de las armas.

Habría que empapelar las ciudades con tu informe.

Chapeau!

Jordi Pascual Morant dijo...

No quieras tergiversar mis palabras, Susana, ya me equivoco yo suficiente.
No os pongo en el mismo saco a los que suponéis una conspiración para destruir parte de la población y a Bush que con la excusa del terror islámico quería adueñarse de los recursos petroleros. Vosotros no queréis adueñaros de nada, excepto del derecho a elegir y exigir responsabilidades, aspecto que compartimos.
Y si opinas que Baxter quería causar una pandemia gravísima de gripe aviar es como decir que quería aniquilar una gran parte de la población.
Pensar que sobra gente y hace falta hacer limpieza es muy diferente a querer enriquecerse con las enfermedades de la población, que es lo que yo pienso que subyace en todo esa maquinación, aunque ambas acciones sean execrables.
Insistamos pues en los intereses económicos y dejemos al Dr. No en las pantallas de los cines de aventuras.
Comparto también que la gravísima negligencia, sea consciente o no, de la farmacéutica, debería congelar todas sus actividades dirigidas a la venta de cualquier otro medicamento o vacuna no analizada de nuevo.

PD: el Shunka, es un delicioso restaurante japonés.