Soltería II: el ligue por Internet

.


Por todo lo que expuse en la entrada (casi) anterior, y que complica a los solteros su intención de metamorfosearse, no es de extrañar que mi amiga, de las pocas solteras del mundo (o al menos lo parece), se decidiera este verano a buscar su polvo / ligue / pareja / príncipe en Internet. Una tarde calurosa nos refugiamos en su casa, frente al ventilador, y me presentó la web de búsquedas.

Ahí, nada más empezar, me di cuenta de nuestras contradicciones: me pregunta “¿tú pondrías la foto?”, “¡¡¡noooooo!!!, ¿¿estás loca??”. Pero luego, cuando dispara ese buscador de carnaza me pregunta si debe marcar la casilla de “sólo ver perfiles con foto” (o algo similar), a lo que yo, haciendo gala de una gran profundidad, a la par que de una notable coherencia, contesto “¡pues claro!”.

Mi amiga y yo tenemos gustos distintos (siempre he dicho que es la mejor garantía de que se mantenga la amistad). Concretamente, parecía que ella tenía un radar para ir a caer en todos los hombres que habían escrito (sí, hay que poner un texto con que ‘cazar’ el máximo número posible de incautas) exactamente la misma frase: “soy muy amigo de mis amigos”. Pedazo de profundidad, sí señor. Cuando íbamos por el séptimo amigo de sus amigos estaba al borde de sugerir “a ver, el que no sea amigo de sus amigos que levante la mano y te quedas con ése”. A todos (llámales tontos) les gustaba una buena cena con un buen vino y una buena compañía. Qué sorpresa, a eso se le llama originalidad. La mayoría apreciaban un paseo por la naturaleza (campo y/o playa). Todos decían amar el cine y la lectura, pero a juzgar por el nivel de escritura los había que no habían superado la fase de ‘Teo en el parque’. Yo ahí he de reconocer que me mostraba algo intolerante: a los que escribían “e leido libros vuenos pero prifiero el zine” quería descartarlos de entrada. Algo así me pasaba con los que precisaban de traductor simultáneo, del estilo de “no s xq xo prfr ply k mntñ. Ml k t kgas. Xxxx”. Y con los que no podía era con aquellos que prometían desde un primer momento estar buenísimos “aunque esté mal decirlo, prefiero la sinceridad”. Aaaarggggg. Pero mi amiga, a la que la experiencia le va otorgando una sabiduría en forma de tolerancia, decía que no, que había que aguantar, que en el patio una se podía encontrar cosas mucho peores.

Muchos de esos elementos decían lo que buscaban por allí. Qué curioso: ninguno decía que quería novia formal para casarse, ni encontrar a la madre de sus hijos. Pero tampoco leímos que ninguno dijera que quería follar mucho, pronto y variado. Aunque mi amiga dijo que los había. Todos, expresado de una u otra forma, querían conocer chicas majas con las que salir y después “lo que surja”. Pues claro, así se aseguran no espantar a ninguna. Salvo a mí, que tanta fotocopia de intenciones me tenía a puntito de echar a correr.

Y, claro, en cómo debían ser las candidatas ideales para “lo que surja” tampoco había grandes variaciones. “Debe ser atractiva, simpática, que pueda mantener una conversación” y, sobre todo, otra cosa que se repetía hasta el infinito, que sabe más el diablo por viejo que por diablo, “que no tenga malos rollos”. De lo cual yo deduje que iban de quien avisa no es traidor, y las broncas mejor te las dejas en casa.
Fue entonces que me dije que no era tan poco acertado mi instinto de decirle a mi amiga que atendiera a los candidatos con foto: si en el resto parecían prácticamente todos iguales, ¿cómo iba a diferenciar a nadie e interesarse por alguno?

Total que, aunque me reí un rato, dejé la opción ligue-por-internet para estados más desesperados.
En breve, la tercera parte.
.

11 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Pues sí, tienes razón. Pero la opción ligue/rollo por internet no es muy diferente de la opción ligue/rollo en cafetería. Hay dos diferencias: en la cafetería no hace falta la foto, están de cuerpo entero, pero cuando hablan igual sales corriendo de la cafetería. Claro que para ciertas cosas no hacen falta la inteligencia ni la palabras.
Un beso.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Coincido nuevamente con Juan.

Pagaría por haber estado en esa búsqueda y oír tus comentarios en vivo. Si es ficción, pagaría igual, para que me la leyeras en voz alta mientras vas escribiendo.

Si hay algo a prueba de bala en este mundo (¿cuantas veces te lo dije?) es tu implacable lucidez y tu inoxidable sentido del humor (de mearse, como corresponde).

Yo pondría un aviso frontal, con foto ídem, a ver cuántos caen.

Te abrazo muy fuerte.

mariajesusparadela dijo...

Todo está dicho por los precedentes.

m.eugènia creus-piqué dijo...

Jajajaja, me encanta !
Pues vaya aventura con tu amiga, debe ser divertido aunque no me fiaría para nada de estos individuos, creo que es mejor un ligue espontáneo que estos buitres con tanta hambre de carnaza, aunque al final vayas a para al mismo sitio.Jajajajaja, pero tan desesperada está ??? Petonets guapa.

Felipe dijo...

¡Que desesperación!

¡Quién sabe lo que esconde la red!

¿Tan difícil es salir 'a cuerpo'y buscar lo que se necesita?

O es apatía y comodidad o no tener inmensas ganas de ello

Ciberculturalia dijo...

Vaya búsqueda y vaya aventura..
Me ha divertido mucho tu entrada
Un beso

Eastriver dijo...

Tengo una amiga que también buscó su príncipe azul por internet. Ella llegó a más: se puso internet para encontrar novio. Su estrategia era la siguiente: darse una vuelta por lo que ella llamaba el "elenco" (los candidatos), eliminar los que cometían faltas de ortografía (en esto, como tú), eliminar luego los que calculaba que tenían poco pelo o algún problema alopécido en ciernes (va en serio). Después colocaba a los separados con hijos al final de la lista y entre los que quedaba rechazaba también a los que buscaban una chica "a la que le guste disfrutar sin complicarse la vida". Estos, según ella, eran declaramdamente superficiales y buscaban una tonta para un polvo o para quitar el polvo. La estrategia le funcionó. Así que puedo pasarte el teléfono por si quieres a alguien que oriente a tu amiga... Besos.

Kanela dijo...

Me conoces bien y ya sabes que con estas entradas de solteria me parto.Ahora se lo enseño a una compañera de trabajo que a veces se mete en esas paginas y seguro que se muere de risa tambien, por lo que me explica mas vale cogerselo con risa porque sino...
Abrazos y me alegro de que vuelvas a estar por aqui. Sin el ordenador ya no somos nada.

gabi dijo...

Yo también tengo una amiga que busca algo más o menos serio por este medio..., resultado de la experiencia: fracaso tras fracaso; el mundo de Infernet es tan mentiroso como el nocturno (eso lo digo yo). Donde se ponga un "cuerpo a cuerpo"...,estoy seguro de que es la manera más interesante y objetiva de saber,conocer,divertirse,...,a mi me ha funcionado.

Leonardo dijo...

¡Es una constatación terrible! Pero es una realidad, y ya son cada vez menos los que prescinden de internet, porque igual funciona, y lo último que se pierde es la esperanza! Yo prefiero las cafeterías, la verdad, como dice Felipe, es que por lo menos está uno de cuerpo entero, que eso somos.
Un día en una serie francesa, un policía desdeñaba el procedimiento del retrato-robot diciendo que no había nada que se pareciera más a un retrato-robot que otro retrato robot. Y no le faltaba razón. Los autorretratos de estos sitios son sólo eso. La realidad suele ser un poco más compleja, pero eso ocurre cuando nos convertimos en un artículo de venta.

Liquem Nuc dijo...

Walking on the weird side of life