Breves: envenenada (o el mundo tras una manzana)

.
.
Hay una persona muy especial. Anda siempre cerca desde que la conocí, aunque nos separen kilómetros, de tierras y de formas de vida. Cuida de todas sus plantas con el mismo cariño, al menos, que una le ha ido poniendo al crecimiento de su Reina. Persona admirable donde las haya, fuerte, atenta. Exquisita.

Llegó un cartero, de malas artes y odiador de animales, y trajo un paquete. Olía el perro como loco. El paquete eran unas manzanas desde pleno centro de su huerta. Pegué el primer mordisco y, como Blancanieves, quedé ya envenenada. Envenenada de olores grandes como océanos en este dedal de agua que es la ciudad. Envenenada de sabor de niñez, de tierra, de cariño; perdidamente envenenada de naturaleza. Los efectos han sido alucinógenos: ha desaparecido el cemento, y el pequeño fruto ha crecido hasta invadir casa, barrio y ciudad. Los problemas, como simples enanitos de cuento, han menguado hasta desaparecer. Casi literalmente, se los ha comido la tierra. Hoy, pues, escribo bajo los efectos del veneno de la amistad.

(Hay que dar gracias a los dioses por la existencia de personas así, por acercarlas a nosotros, por esos instantes mágicos… La vida se me hace cuesta arriba en muchas ocasiones, pero hay que decir que me ha premiado poniéndome cerca grandes personas).

13 comentarios:

Felipe dijo...

Es incuestionable el valor emocional de la amistad y el amor entre los seres humanos

La frase de Hobbes "el hombre es un lobo para el hombre" es tremendamente injusta y sólo se enmarca en el pesimismo más atroz.

Me alegro que el olor de la huerta haya eclipsado al olor del asfalto.

Abrazos

Ciberculturalia dijo...

Que forma más poética y ciertamente bella para describir la amistad.
Te felicito, Susana
Un beso

gabi dijo...

Altres vegades he estat en desacord amb tú per temes diversos, això sí, sempre amanit amb mútua tolerància i respecte. Pel contrari, avui m'identifico 100% amb tu; qualvevol moment compartit amb un/a amic/ga, encara que sigui en la distància, ens retroalimenta i ens regala una felicit infinita. En aquest sentit, jo també em sento una persona privilegiada.

Jorge1270 dijo...

Susana, ya te dije que te visitaría siempre que puediera. Me ha encantado la metafora que has utilizado para la amistad,soy de los que piensan que la amistad nace de un primer contacto respetuoso, cálido y de una frecuencia emocional similar o compatible entre las dos personas, con un destino hacia el amor, que se acerca a medida que la frecuencia va siendo cada vez mayor.
Un abrazo

Jorge1270

PÁJARO DE CHINA dijo...

La exquisita cultivadora de manzanas llegó a nuestras vidas para iluminarlas.

Así de dichosas somos, Susú.

Tan hermanadas como para abrazarnos a este inmenso regalo del destino.

Rosa dijo...

Una sabe que estan y viceversa. Sin estas personas la vida me resultaría más difícil. En mi caso unas son diferents amí en casi todo: manera de afrontar los problemas, caracter, idelogia. Pero se que me quieren y se preocupan por mí, al igual que yo las cuido. Són uno de mis tesoros más preciados.

(me han encantado la imagen de la manzana)

besitos

m.eugènia creus-piqué dijo...

Nunca había oído hablar de tal veneno Susana, me encantaría probarlo, debe ser fascinante !
Son muy difíiles los buenos amigos, cuídale porque vale la pena tenerlos.Petonets guapa.

mariajesusparadela dijo...

Susana, te lo juro por Dios, yo no le puse veneno, tuvo que ser el cartero...

ja,ja,ja, personas Fuertes conozco yo muchísimas.

Y ¿qué harás cuando se acaben las manzanas?
No olvides mandarle los gusanos de las manzanas al pájaro, los pájaros comen cosas muy raras...

Juan Navarro dijo...

Algunos venenos, cuanto más tóxicos, mejor, y cuanto más duraderos sus efectos. Y algunas formas de destilar poesía y perfumarnos con ella, de "envenenarnos", se agradece como la dosis de la droga necesaria.
Un beso.

Leonardo dijo...

Una manzana cuyo veneno no era otra cosa que el beso del príncipe para volver a la naturaleza!
Y, pues sí, hay amistades que cuentan triple!

Eastriver dijo...

Dichoso veneno siempre renovado. Vale la pena, siempre! Es el único caso de veneno que te hace crecer.

Liquem Nuc dijo...

Sona molt bé, no sé què tal se veu (o se beu) Beneïdes pomes...

Stalker dijo...

Era necesario que recibiera quien tanto da, quien da sin reservas y en avalancha...

Y con los venenos se hacen los antídotos, claro... en especial para esa tristeza que a veces te asola, contra esa tristeza hay que conjurar a los antídotos,

abrazos