Homófonas

.
                                             Kalahan - Kansas City

No tengo más bienes que mis sueños. Más horizonte que tu piel. Más pasado que lo que construí para recibirte. Y aun así, quiero que te quedes.



En las noches oscuras a veces tengo miedo. Sobre todo a mí, que me alzo como monstruo en cuanto me atenaza la soledad. También lloro fácilmente, incluso me retuerzo de dolor, por venenos que me alcanzaron ya de niña y a los que jamás me habitué. Una ala herida, por ejemplo. Y la mía sangra sin remedio. Así que ando sin anestesia desde siempre. Bruta, franca, animal. Y aun así, quiero que te quedes.


He avanzado poco y a trompicones. Nunca supe coser. Jamás entendí la importancia de wall street, no me aclaré con índices dow Jones, y cambiaré todo el oro del mundo por un minuto a tu lado. Invertí los tiempos en leer. Llené los espacios de pentagramas. Ni un solo gesto diestro. Todos los disparos se fueron al cielo. Jamás alcanzaron una sola nube. Rozaron la cara oculta de la luna tratando de que se despedazara y me permitiera, por fin, vivir del lado del sol. Y aun así…


Marília Viegas. Mapas II 

Colecciono ya las películas que quiero compartir. Me esperan mientras te espero. Atesoro segundos (incluso terceros, aunque jamás completos) de perspicacia. Siempre me llevé mal con los poderosos y los discursos se me atragantaron todos apenas salieron de mi entraña turbulenta. Ardí en fuego impenitente y mis cenizas se quebraron porque Phoenix quedaba siempre más lejos de lo que mis pasos podían alcanzar. Y aún. Aun así. Quiero. Aúname.
.

12 comentarios:

Mercedes dijo...

Un texto muy hermoso el que nos traes hoy, que expone sentimientos sin intención de explicar. No hay explicación, sólo que, aun así...
Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Precioso, Su. Incluso en ese sentido del humor (segundos y terceros, porque suenan igual) que parece que rompe un texto poético.
Diós, que hermosura.

Isabel Romana dijo...

Muy bello, con esos ribetes poéticos. Coincido con mariajesús en ese fino hilo de humor. Hay tantas cosas que no sabemos... Un abrazo.

Ramon.Eastriver dijo...

Qué bonito... pero honestamente bonito, sinceramente bonito, radicalmente bonito... Como dice Paradela, Dios, que hermosura.

Pero es que además se van a quedar. Quien sea que reciba esta petición, iba a decir súplica y borré a tiempo, que no es súplica, que es invitación... quien sea que vaya a recibirla va a quedarse.

Lorca tiene un verso hermoso, como tantos suyos. Yo soy un poco de agua clara. Lo críticos pensaron que era un error, que la C debía ser Z, que poco de agua clara era en realidad pozo de agua clara. Pues no, afortunadamente no. Decir que uno es un pozo de agua clara es retórico, exagerado, tonto. Pero un poco de agua clara es bonito porque es íntimo y es bebible y asumible. Querida amiga, tú también eres un poco de agua clara y por eso estoy tan contento de que estés siempre ahí.

Juan Navarro dijo...

La palabra en el oído es como la tecla del piano respecto de la nota exacta. Depende de la mano experta. Y de quien escucha, escucha, que no solamente oya. En otro caso la nota se pierde y la palabra se diluye.

Isabel Martínez dijo...

Hoy me has llenado de paz. La sonrisa se dibuja en mi cara en perfecta armonía. Estoy contenta. Estoy feliz de haber leído estas líneas tan hermosas. Me esponjo internamente. Todo es por ti. Por lo que he leído. Por lo que se transparenta. Por ti, Susana.

Dilaida dijo...

Puedes estar segura que opino lo mismo que todos los comentarios anteriores: PRECIOSO
Bicos

Jordi Pascual Morant dijo...

Eres afortunada en poder exhorcisar tus pensamientos más desalentadores con las palabras de tu inspiración literaria, transmutándolos en deseos y pasiones por la vida.
Persiste.

petons.

Ciberculturalia dijo...

Aunque sea repetitiva, estoy con los demás. La entrada es magnífica Susana. Poética. Bella. Con humor

Un beso

Kanela dijo...

Que bien que has vuelto ya. espero que te haya ido muy bien por el sur.Esta entrada es una preciosidad como dicen los demas tambien.Besos.

Leonardo dijo...

Algo que me gusta cada vez que me paso por tu casa es que puedo reconocerme siempre en algo de lo que escribes, por esa humanidad que poseen tus textos, que sean de esas sabrosas crônicas o como éste tan personal. También he avanzado poco y a trompicones!
Un abrazo

Hoteles Santa Marta dijo...

Tienes una forma maravillosa de escribir, por que logras transmitir la emociones de lo que escribes a tus lectores lo que pocos logran, felicitaciones y te mando un saludo.